Después de un tiempo bastante largo sin escribir vuelvo por fin al blog. El trabajo, no solo el de madre, me ha tenido absorbida, y cuando los días solo tienen 24 horas, al final algo se tiene que caer, y en este caso, son los hobbies, entre ellos, el blog.

Pero  mientras trabajaba, me ha dado mucho tiempo para pensar. Para bien y para mal. Porque como seres irracionales que somos, pues darles vueltas al coco es algo que hacemos de maravilla.

Seguir leyendo