Yo, por suerte o no tan suerte, tuve lo que la gente denomina un buen embarazo. Que para resumirlo en muy breve, significa que no tuve mayores problemas médicos, no sufrí complicaciones durante la gestación y se me veía “bien”.

Aviso que,  no es de traidores, este post va a ser laaaargo!

Tuve un buen embarazo.

Ahora, de ahí, a que fuera la “mejor experiencia de mi vida” y que fuera por pura suerte, hay un trecho y bien largo.

Seguir leyendo