Bebé tomando el pecho para el post 5 razones para no destetar y una que si
Lactancia

5 razones por las que no destetar… y una por la cual sí.

Por

En el post de hoy os voy a dar 5 razones por las que no es necesario o no deberías verte obligada a destetar, y una, para mi la única razón casi, por la cual si deberías destetar.

Porque no tienes leche.

Voy a dejar el pecho, porque no tengo leche. Creo que esta es la razón número uno, que las madres refieren cuando dicen que tuvieron que destetar y no fue por voluntad propia.

A pesar de que hay mucha información disponible al alcance de las madres, de alguna manera, el conocimiento de la existencia de estos recursos no llega a las madres embarazadas, que se sienten solas y perdidas a menudo en sus lactancias.

Si crees que no tienes leche, hay alternativas a destetar.

Si crees que te has quedado sin leche, que es muy probable que no o en cualquier caso es remediable, infórmate sobre lactancia materna, baches de crecimiento y producción.

Es muy posible que tan sólo estés pasando por una fase de ajuste de la producción y siempre cabe la posibilidad de aumentar la producción de leche si verdaderamente es necesario.

Si en realidad no deseas destetar, la información está a tu alcance, y hay grupos de apoyo, formados por madres, que te pueden ayudar.

Porque tu bebé duerme mal.

Vengo a daros una terrible noticia. Los niños se despiertan por la noche. Mucho. Todos. Tomen teta o no.

Son bebés. Es lo que hay.

Si bien es cierto que los niños que toman el pecho se suelen despertar algunas veces más, también se duermen mucho más rápido gracias al pecho.

Si queréis saber más acerca del sueño infantil, os recomiendo leer el libro Dormir sin lágrimas de Rosa Jové, donde encontraréis explicaciones a todas esas etapas de sueño infantil que a veces nos desconcierta.

Si optas por destetar, es posible que no duerma mejor.

Pero si te han recomendado sustituir tomas de pecho por biberones con cereales, o alguien os ha sugerido que si le quitáis el pecho por la noche van a dormir mejor… probablemente os llevéis una gran decepción. Vuestro problema seguramente no se solucionará, incluso puede ser que empeore porque os cueste más volver a dormir a vuestro bebé…

Niña durmiendo para el post 5 razones para no destetar y una que si

Si quieres destetar por la noche, porque estas muy agotada y necesitas descansar, infórmate sobre el sueño infantil y la lactancia en la edad de tu bebé, y valora si realmente te va a resultar beneficioso o no.

Porque ya es mayor.

Creo que por mayoría absoluta, si le preguntamos a las mamás cuando les han referido, comentado o animado a dejar el pecho, la razón que esgrimía el emisor del mensaje, ese es que los niños ya eran mayores.

Y da igual que tu bebé tenga 4 años o 4 meses. Alguien habrá que te diga que ya es suficiente, que no hay necesidad de darle el pecho más tiempo, que ya es mayor para la teta.

La OMS, al igual que la AEPED, en sus recomendaciones acerca de lactancia no establece un límite máximo de tiempo que los niños deben tomar pecho. Sí establece un mínimo recomendable, que sobrepasa con creces lo que la mayoría de la gente piensa.

No hay edad fijada para destetar.

Hasta los dos años, mínimo, es recomendable mantener la lactancia. No hasta los dos años y punto. Hasta los dos años, y de ahí en adelante lo que madre y bebé quieran. El cuánto solo lo decidís vosotros.

Madre dando el pecho a su hija de 2 años, para el post cosas de niños mayores que toman teta destetar

Cuando te digan que es mayor para la teta, les puedes contestar que son las recomendaciones oficiales de la OMS… pero de poco va a servir. Así que mejor sonríe, asiente, y sigue a lo tuyo como si nada.

Porque necesitas tomar medicación.

Otro de los principales motivos que refieren las madres cuando nos dicen que quieren destetar, es porque el médico les ha recetado un tratamiento y les han dicho que deben destetar.

Por desgracia, es muy difícil que los médicos estén puestos en todas las actualizaciones médicas que se suceden a diario, y la formación que suelen tener los médicos de familia en cuanto a la lactancia materna es más bien escasa (unas 40 horas de formación a lo largo de toda su carrera, lo que es casi nada).

Los médicos se rigen por el Vademecum para recetar o no en función de las contraindicaciones, y las marcas de medicamentos se ven obligadas a advertir o directamente marcar como inadecuadas para la lactancia la mayoría de medicaciones. Esto ocurre porque está prohibido testar medicamentos en mujeres embarazadas y niños menores de dos años (incluso a través de su madre lactante) por lo que no pueden hacer estudios en ese sentido y por tanto no pueden marcar ese medicamento como apto.

La mayoría de medicamentos, no requieren un destete.

Por suerte, hoy en día tenemos a nuestra disposición, gracias a un equipo español de pediatras y profesionales de la farmacia, una herramienta que nos dice verdaderamente que medicamentos son aptos para la lactancia y cuáles no.

E-lactancia.org es una web que se basa en estudios científicos, teniendo en cuenta absorción de medicamentos, los procesos que lleva a cabo en el cuerpo y su excretación en leche.

Foto de sacaleches de medela, para el post El sacaleches no me saca nada de leche destetar

Así que si os han recetado una medicación y os han dicho o pensáis que debéis destetar, revisad primero el medicamento o sus principios activos en e-lactancia.org para aseguraros si es así o por el contrario es un medicamento totalmente compatible.

Por que tienes que volver al trabajo.

Antes de continuar con este punto, quiero dejar una cosa clara. Mantener la lactancia materna al incorporarnos al trabajo no es imposible, miles de madre a lo hacen a diario y consiguen seguir dando el pecho durante años, incluso con turnos de noche, de 12 horas o jornadas extensas.

Pero dicho todo esto, mantener esa lactancia materna es un esfuerzo titánico que realizan las madres para seguir dando a sus hijos la mejor de las opciones. El trabajo y el sobreesfuerzo que realizan esas madres es tremendo. Es un mérito que nadie les puede quitar, pero es una responsabilidad y un sacrificio que raramente está valorado.

Así que si queréis una lactancia materna que dure más allá de los 4 meses, y tenéis que incorporaos al trabajo, es perfectamente posible con un poco de organización.

Os recomiendo que os informéis acerca de la extracción y manipulación de la leche, y los puntos a tener en cuenta para mantener la producción.

Va a ser duro por momentos, supone un esfuerzo extra, pero que nadie os diga que por volver al trabajo estáis obligadas a destetar.

¿Cuándo sí deberías destetar?

Cuanto tú quieras dejar la lactancia.

O cuando tu bebé ya no quiera más.

Pero especialmente cuando tú no quieras dar más el pecho. Y eso puede ser a los 2 años, a los 6 años, o los 3 días.

Si la lactancia ya no te hace feliz, si te supone más problemas que beneficios, si no puedes con la alta demanda o si supone una carga extra que no deseas, la decisión es tuya y solo tuya.

Ésta, para mí, (salvo casos muy extremos de enfermedades y tratamientos peligrosos en cuyo caso es posible que se pueda valorar una lactancia diferida, temporalmente mixta o incluso una relactación) es la única razón válida para destetar.

Que ya no quieres más, que esta etapa ha de acabarse para ti, y necesitar pasar a la siguiente fase.

Antes de destetar por completo, te recomendaría que te informaras de los procesos normales de la lactancia, de las herramientas a tu disposición, del desarrollo esperable de un bebé en cuanto a sueño y alimentación, del desteta y de las alternativas.

El destete es el final del camino de esa lactancia.

Si después de valorar tranquilamente, aun así el destete es el camino que quieres tomar, no dudes en pedir ayuda y apoyo. Principalmente de tu pareja o la persona que te ayuda en la crianza, puesto que es posible que necesites de su intervención.

Y no olvides que los grupos de apoyo a la lactancia, u otras mamás que hayan pasado ya por esta etapa, te pueden ayudar a sobrellevar este duelo, este cierre de etapa, esta transición que puede ser más o menos compleja.

Niña cogida de la mano de su madre para el post 5 razones para no destetar y una que si

Destetar, en cierto modo es un punto de no retorno, y supone dejar atrás una etapa que nunca volverá, al menos con ese bebé, o nunca jamás si es tu último bebé.

Por ello, puede aflorar en nosotras sentimientos difíciles de gestionar, propios de un duelo y de una decisión a veces unilateral en el binomio madre/hijo. Pero son totalmente normales, muchas madres te pueden acompañar en esta sensación y se llevan mejor compartidas.

También te puede interesar:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: