Conciliando Crianza

Acuérdate de la disciplina positiva.

Por

Nuestro panel “inspiracional” de disciplina positiva.

Hoy os voy a hablar un poquito de un recurso que hace mucho que estaba esperando a hacer, y por buscar siempre la perfección le doy tantas vueltas que ni siquiera empiezo.

Así que este domingo, que por fin he podido parar un día de la avalancha de trabajo confinado, me he puesto las pilas y he tirado con el carro de cualquier manera… y oye, el resultado no ha quedado mal.

He dejado un bonito mood/inspiration board en la cocina, repleto de frases importantes y pequeñas herramientas de disciplina positiva, que ha quedado muy alegre y bonito.

Y lo más importante, creo que nos va a ayudar.

¿Por qué he puesto esto en mi cocina?

Pues la respuesta más rotunda a esto es porque se me olvidan detalles importantes. Es muy común que después de leer sobre disciplina positiva o incluso formarte en un taller, te vengas arriba y lo hagas todo a pies juntillas, de “manual”, recordando todos los puntos importantes, practicándola hasta con el gato… pero si estamos haciendo algo muy diferente a lo vivido en nuestras carnes como niños, la inercia nos suele devolver a puntos a los que ya no queríamos estar.
Los detalles se escapan, se pierde el foco y a veces nos cuesta recordar pautas importantes.

Ese es el primer porqué de este despliegue de frases que he montado en la antaño blanca y vasta pared de nuestra cocina.

El segundo es para que todos estemos en la misma línea y rememos a una. ¿Os acordáis de que se nos van olvidando los conceptos? Pues a tu pareja también, si has tenido la suerte de que te haya acompañado en este viaje de aprendizaje. Y si no lo ha hecho, con más razón.
Es importante que todos tengamos clara la dirección en la que estamos trabajando, y esta es una manera muy visual de hacerlo.

¿Y por qué en la cocina?

Pues primero, porque era el único hueco grande, en el que podía poner cosas en la pared con la certeza de no dejar marca cuando decida quitar todo esto el día de mañana.

Y segundo, porque es el único sitio, más allá del dormitorio donde pasamos un buen rato todos los días sin excepción. Es un buen lugar para recordarte a primera hora de la mañana, preparando el café, el camino que has elegido en tu crianza. O lo que sea que hayas puesto en ese panel inspiracional.

Lo que tiene nuestro panel inspiracional.

Mucho amor e intención. Eso lo primero y que no falte.

Pero siendo más concretos, tiene herramientas útiles para nosotros, y algunos recordatorios que no está de más tener presentes de manera permanente. Es nuestro mapa, nuestra brújula, para seguir aplicando disciplina positiva en casa.

Esta herramienta por sí sola no vale.

Quiero hacer un inciso, para deciros que me gustaría que esto os sirviera de inspiración y como idea para hacer un panel inspiracional de lo que sea, pero que, si no habíais oído hablar hasta hoy de disciplina positiva y no sabéis mucho de ella, este no es el lugar por el cual empezar.

La disciplina positiva no es una serie de herramientas, de las cuales usas una y ya lo tienes todo hecho. De hecho, si solo usas una y no practicas la disciplina positiva como tal, es posible que no sólo no te funcione, sino que el resultado sea el contrario. Al igual que para hacer un mueble, primero se requiere de conocimientos, de entender el funcionamiento, y luego hacen falta una serie de herramientas, no sólo una o dos, que funcionan entre sí, apoyando unas a las otras.

Para usar estas herramientas, en especial la tabla de metas equivocadas es necesario entender la disciplina positiva en su conjunto y tener un conocimiento general de todo lo que implica.

Para usar las herramientas adecuadamente hay que practicar la disciplina positiva en su conjunto.

La disciplina positiva es una manera de actuar en la vida, es una forma de tratar a todo tu entorno, y como veréis en las láminas, principalmente es algo que hacemos nosotros. No va de hacer que los niños se comporten de una determinada manera, si no de hacerlo nosotros y con ello ser ejemplo.

Todos deberíamos saber un poquito, al menos, sobre disciplina positiva, y si no sabes por dónde empezar te recomiendo leer el libro Disciplina sin lágrimas de Siegel y Payne, o acudir a algún taller vivencial impartido por una persona certificada en disciplina positiva. Si puedes ser lo último, tanto mejor. Yo leí mucho, y hasta que no estuve en el taller de Isabel, no fui capaz de integrar todo lo que había aprendido en un conjunto.

Recordatorios muy importantes para nosotros.

En los carteles más grandes, he puesto algunos de los puntos más importantes para nosotros, y frases que tienen un especial significado para mí.

“Autocuidado. ¿Lo has practicado?”

Esta frase, central en nuestro panel, suena a palabrería barata de taza Mr. Wonderful y para mí en la práctica lo era hasta que, caída tras caída, toqué el duro suelo tras el taller de Una madre molona. Siempre me contaba cuentos de autocuidarme, pero en realidad no le daba la importancia que tiene. Hoy los dos tenemos claro lo vital que es esto, que, si nosotros no estamos bien, difícilmente seremos los padres que nuestra hija necesita y merece. Y por si se nos olvida, el cartel bien claro ahí.

“Sé el padre que hubieras deseado tener siendo niño”.

No voy a entrar en detalles (ni hoy ni seguramente nunca) en porque es tan relevante esta frase para mí, pero en mi caso es un recordatorio de que puedo hacerlo mejor, y que mi hija lo merece. Nuestros hijos se merecen a los mejores padres, y si bien hacemos todo lo que podemos en cada momento, es también nuestra responsabilidad realizar una revisión constante para valorar si lo estamos haciendo lo mejor que podemos (y esto no significa llegar a todo, pero eso ya en otro post).

“Busca soluciones, no culpables”

Esta frase para mi es vital puesto que, si nos quedamos anclados en la parte de buscar culpables, no llegamos a ninguna parte. Igual que con nuestra mochila emocional, tener el conocimiento de lo sucedido, está genial para prevenir que se repitan los hechos en el futuro, anticiparse a la situación y evitar los detonantes de la misma. Pero si no buscamos soluciones, no estamos haciendo nada de provecho.

“Respeto, a ella, a nosotros, a las circunstancias”

Esta es clave en disciplina positiva. Y es que muchos confunden disciplina positiva con permisividad y nada más lejos de la realidad. A mitad de camino entre eso y la rigidez, para ser exactos. La clave más importante de este tipo de crianza es el respeto, hacia todos. Eso incluye el respeto hacia el resto de las personas, nosotros padres y el resto del mundo, así como a las circunstancias que nos rodean y conforman.

“La mejor manera de educar es decir lo que SI se puede hacer, en vez de lo que no.”

En esta caemos todos, porque nos han educado con el no por delante, y por raro que nos parezca no puede ser menos efectivo. Si ponemos el foco (sólo y primero) en lo negativo no sólo tenemos más opciones de que no nos hagan ni puñetero caso, si no que tampoco le estamos dando opciones (soluciones, ¿recordáis?). Es mucho más sencillo, rápido y efectivo decirles lo que queremos o creemos que deben hacer. Y repito, que esto no significa que no puedas decirle que no a tus hijos, si no que reformules si un límite se puede plantear mejor en positivo. Los noes hay que guardarlos para momentos importantes y que de esa manera no pierdan su fuerza.

“Conectar y redirigir, preguntas tras un conflicto”

Este par de láminas son las más prácticas, y son un recordatorio de cómo actuar frente a una rabieta o un conflicto. A menudo nos puede tanto el ansia de arreglar, salvar y solucionar que se nos olvida que lo primero que debemos hacer es estar ahí por ellos, ofrecer consuelo, y que la mejor manera de ayudar a nuestros hijos es permitiéndoles resolver y solucionar ellos mismos (con nuestra ayuda y nuestra guía, pero con autonomía).

Y recordad, que se puede conectar en un momento y redirigir mucho más adelante, incluso días más adelante si es algo que no es urgente y los niños son algo más mayores. Pero lo importante es que estemos todos calmados y conectados, porque de otra manera, el mensaje no llegará.

“Alentar en vez de alabar”

En esta ficha tengo frases que me recuerdan las alternativas que puedo usar a los “muy bien”, “que contenta me pone lo que has hecho” o “estoy orgullosa”. Que ojo. No significa que no podamos usar estas expresiones, pero tampoco podemos abusar de ellas. La idea es que ellos se sientan orgullosos de si mismos, que hagan las cosas y se esfuercen por la satisfacción de hacerlas y no por obtener una aprobación exterior. Esto puede parecer muy exagerado, pero para mi es vital, puesto que no quiero fomentar la complacencia y si la autoestima de mi hija, para que no pase lo que yo.

La tabla de metas equivocadas.

Qué tendrá la tabla de metas equivocadas, que me la habéis pedido por activa y por pasiva…

Os la voy a dejar aquí, copiada de uno de los múltiples recursos que hay online, y os voy a intentar hacer la tabla lo más visualmente lógica posible. PERO. Os pido por favor que la uséis sólo si estáis puestos al día en disciplina positiva y entendéis para que sirve.

Esta tabla, por si sola, no sirve para absolutamente nada. Sólo si practicamos la disciplina positiva, si hemos acostumbrado a nuestros hijos a tomar decisiones, si los escuchamos, si les damos la presencia que necesitan y entendemos como funciona y reacciona su cerebro, nos será útil esta herramienta.

Sirve para leer que está ocurriendo cuando nuestro hijo está reclamando visibilidad de una manera no adecuada y cómo podemos redirigirlo.

No olvides ponerte al día en disciplina positiva.

Os recuerdo que todo esto, sin una base sirve de poco, así que confío en vuestro criterio de usarlo en la medida en la que sepáis qué estáis haciendo.

Para ponéroslo más fácil os dejo todas las fichas/láminas en un archivo comprimido, para que os las podáis descargar de una vez.

Y si las imprimís, me encantaría ver el resultado, así que acordaros de etiquetarme en redes como @zoragroothuis

¡¡Ánimo a todos con la cuarentena!!

También te puede interesar:

Comentarios (2)
  1. Maria 5 meses hace

    Me naca tan tus láminas Zora. Qué bien explicadito todo. Esto es oro. Para mi cocina que también van. Miles de gracias

    Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: