La impotancia de ahorrar siendo padres, bote de monedas
Ahorrando por la vida

La importancia de ahorrar siendo padres. Ahorrando por la vida.

Por

El post de hoy va de un tema que considero vital para una crianza consciente y es la importancia de ahorrar dinero y ser más cuidadosos con nuestras finanzas una vez somos padres.

El otro día en Instagram os volví a hablar de como ahorrar y vivir de una manera más frugal, y parece que el tema os interesó, así que os voy a abrir una serie de miniposts con algunos trucos que nosotros usamos o que me parecen interesantes.

Fotografía de Michael Longmire en Unsplash

¿Por qué considero importante ahorrar dinero siendo padres?

Ser responsables a nivel financiero y poder ahorrar dinero siendo padres es para mi de vital importancia porque tiene una gran cantidad de implicaciones, que van desde la propia seguridad financiera a todos los beneficios que de ella se derivan.

Una de las razones más obvias e importantes, es porque queremos tener una seguridad para nuestros hijos, queremos darles lo mejor y que no les falte de nada. Para ello es importante estar preparado para los posibles imprevistos que nos puedan surgir.

Tener un colchón de seguridad es ideal, para no sufrir ante un posible gasto imprevisto, como puede ser que se nos rompa un electrodoméstico o tengamos que afrontar una reparación. O peor todavía, que se le quede el uniforme del cole pequeño.

Soy consciente de que muchas de las cosas que os voy a comentar hoy os pueden sonar a utopía en la época en la que vivimos, de desestabilidad económica y paupérrimos sueldos. Pero el ahorro se puede aplicar a (casi) todos los niveles, se trata de una filosofía y un estilo de vida y consumo.
Según nuestros ingresos, podremos rascar más o menos, pero todos podemos aprender a ser un poquito más creativos en la manera que gastamos lo poco o mucho que ingresamos.
Y quiero deciros que se puede, nosotros hemos llegado a ahorrar en una época en la que después de gastar en facturas y comida, sobraban 50 euros al mes para imprevistos, ocio, salud, reparaciones, ropa y todo lo que sigue
.

Es importante ahorrar para poder ganar tiempo.

De esto os he hablado en otras ocasiones, y es que una de las mayores ventajas de ahorrar dinero y conseguir gastar menos dinero, es que nos hace falta menos de éste y nos podemos permitir optar a una reducción de jornada, a un trabajo peor pagado pero con un horario más corto, intensivo o flexible que nos permita conciliar, o incluso podemos optar por que uno de los dos en la pareja pueda criar en exclusiva.

Para nosotros es importante tener una cantidad de gastos fijos lo más pequeña posible, para poder permitirnos este estilo de vida, que conlleva renunciar a muchos ingresos.

A veces pensamos que estas opciones están muy lejos de nuestro alcance, pero es posible que no sea tan difícil como pensáis y tan sólo cambiando unas cuantas cosas en nuestro estilo de vida y de conumo podamos acceder a reducir una de las jornadas laborales lo justo para estar más presentes en la crianza de nuestros hijos.

No tener tantas obligaciones financieras nos libera de mucha presión.

Desde que estoy informándome acerca de educación y disciplina positiva, soy más consciente de lo importante es que nosotros (los padres) estemos bien para poder educar con calma y sosiego.

Está claro que esta tarea se complica mucho cuando tenemos muchas preocupaciones en nuestra mente, y poder aliviar algunas de ellas, es un esfuerzo que bien merece la pena.

Si nos aseguramos una estabilidad financiera, gastando menos y de manera más inteligente, tendremos menos preocupaciones y tendremos mucha más paciencia con nuestros hijos.

Familia que tiene tiempo de jugar con sus hijos y disfrutar de la naturaleza por ahorrar y permitirse una excedencia siendo padres.
Ahorrar es un esfuerzo importante, pero tener esto a cambio es el mayor de los lujos.

El ambiente en casa será mucho más relajado y distendido, y así evitaremos muchos conflictos en casa ocasionados por el malestar que nos provocan las preocupaciones y el agobio por no llegar a final de mes o no poder pagar todo lo que necesitamos.

Ahorrar para poder gastar en aquello que realmente nos hace felices a padres e hijos.

Ser más frugales y ahorrar gastando con más intencionalidad, no va sólo de guardar dinero o de tener menos gastos fijos, y no tocar ese dinero salvo para emergencias.

Si tenemos menos gastos fijos y nos sobra más dinero a final de mes, ese dinero extra, aparte de invertirlo inteligentemente y guardarlo, lo podemos usar para hacer aquellas cosas que verdaderamente nos hacen felices.

¿Estarías más relajada si pudieras hacerte un tratamiento de belleza al mes, o si pudieras volver a las clases particulares de kickboxing?  ¿O si toda la familia pudiera permitirse más escapadas turísticas y de ocio? Seguramente si.

Pues ahorrar y gastar inteligentemente sirve para esto, para disfrutar del dinero en vez de vivir angustiados por demasiados gastos que nos impiden disponer del dinero y el tiempo para hacer aquello que nos hace felices.

Muy pronto, más tips en la sección Ahorrando por la vida, ahorrar siendo padres.

Ya bien sea porque necesitáis guardar más dinero para asegurar la tranquilidad financiera de vuestro hogar, porque estáis valorando solicitar una excedencia o incluso cambiar de trabajo a uno que os permita conciliar mejor pero a peor precio, estos tips os pueden ser de gran utilidad.

Os hablaré de grandes conceptos y pequeños ejercicios que os permitirán tener un poquito más de tranquilidad financiera y reformular vuestra manera de usar el dinero.

También te puede interesar:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: