Vista desde un puente de los canales de Amsterdam
Otros

Visitar Amsterdam en 2 días con niños.

Por

Para este post os traigo plan de ruta que hemos tenido en Amsterdam, en nuestro paso de 2 días por la ciudad, que se pueden hacer perfectamente con niños.

¿Son 2 días suficientes para visitar Amsterdam con niños?

Obvio, como la mayoría de lugares del mundo, para ver una ciudad tan bonita como Amsterdam una visita de 2 días se hace muy corta, especialmente si viajamos con niños y por lo tanto tardamos más en llegar a los sitios.

Caminando por las calles del centro de Amsterdam

Pero en 2 días, con un poco de planificación, un buen abono de transporte y muchas ganas de andar se pueden ver muchas cosas.

En nuestro caso, tenemos la suerte de tener una niña de menos de 3 años, y llevando la silla ligera y la mochila de porteo nos hemos podido patear muchos lugares de esta bonita ciudad. Bendito el momento en que decidimos sacrificar algo de ropa y meter ambas cosas en nuestro equipaje.

Puntos a tener en cuenta a la hora de viajar a Amsterdam tan poco como 2 días.

Todos los tips que os voy a contar a continuación son válidos para viajar con niños, o sin niños, pero se convierten en imprescindibles si viajamos con ellos, especialmente si hacemos un viaje corto de 1, 2, 3 o 4 días, como en nuestro caso visitando Amsterdam.

Un hotel o apartamento que esté bien comunicado.

Si os vais a quedar más de un día, este punto es clave. Y ojo, que bien comunicado no significa necesariamente en el centro. Nosotros no somos amigos de quedarnos en el centro por la relación calidad/precio y por que a veces no es la mejor idea llegar hasta el centro con 3 maletas, 3 mochilas, 1 silla ligera y una niña que a veces dice que ella no anda.

Por eso nos quedamos en un hotel en la zona sur de Amsterdam, muy bien comunicado con el aeropuerto y con el centro de la ciudad, a unos 20 minutos en metro, tranvía o autobús.

El abono de transporte, tu mejor amigo.

Antes de ir a ninguna ciudad, ya sea para ir uno o varios días, os recomiendo primero estudiar las opciones de transporte combinado que tengáis en cada ciudad.

En el caso de Amsterdam, existen varias opciones de tickets combinados que te permiten usar muchos medios de transporte de la ciudad y a/del aeropuerto a la misma. Entre el Amsterdam Travel Ticket y el Iamsterdam City Card, la diferencia es que con el segundo puedes entrar de manera gratuita a 60 museos y atracciones turísticas por algo más de dinero. En nuestro caso, en 48 horas no nos daba tiempo a ver mucho, y optamos por visitar sólo 2 museos, por lo que no nos salía a cuenta.

Viajando en el Metro de Amsterdam, con el Amsterdam Travel city card de 1, 2 o 3 días

Optamos por el Amsterdam Travel Ticket de 3 días y no el de 2 días, porque los tickets son de día completo, por lo que a pesar de estar allí solo 48 horas eran 3 días naturales. Eso si, revisad bien los transportes que cubren, porque cubren 1 trayecto de ida y otro de vuelta en tren al aeropuerto, pero no cubren autobuses de extrarradio (nos costó 15 euros descubrir esta broma).

Un  buen plan de rutas.

Antes de irnos de vacaciones, el mejor tiempo invertido es investigar qué lugares queremos ver y trazar una buena ruta aprovechando el paso por algunos lugares. Para hacer esto más eficiente o para esos ratos en los que los niños (o los adultos) no pueden más con su alma, viene genial el abono de transporte que hemos mencionado.

Intentad calcular los horarios, con cierto margen, que los niños puedan estar más receptivos y hacer las actividades que les puedan interesar en esos momentos. Y si aún son pequeños, no os olvidéis de un medio de transporte para ellos como serían el carrito o la mochila de porteo.

Nosotros además, aprovechamos este plan de ruta, para hacerle un pasaporte viajero para todas las vacaciones, que os enseñaré en breve.

Mucha flexibilidad.

Y finalmente, lo más importante. Una vez que tengáis vuestro plan trazado, y sepáis que queréis ver exactamente, haceros a la idea de que es posible que no lleguéis a ver ni la mitad.

O que lo tengáis que ver otro día, a otra hora, o de pasada. Porque viajar ya es impredecible de por si, la meteorología o un cierre repentino nos pueden sorprender, e ir con niños lo hace todo aún más impredecible.

Así que sed flexibles con vuestros planes, tened en cuenta los horarios de museos, atracciones y restaurantes,  e id preparados para jugar al Tetris con las rutas que habíais planificado

Amsterdam en 2 días con niños.

Dia 1 – 7 horas.

Un paseo por el Museumplein y el Vondelpark.

Nosotros llegamos el primer día a media tarde a Amsterdam, y podíamos habernos quedado en el hotel, pero decidimos aprovechar las pocas horas que teníamos, y salimos a dar una vuelta.

Después de parar brevemente en el hotel a dejar todas las maletas y a subir a la peque a la mochila de porteo para dormir siesta (por fin después de 5 días), cogimos el metro un par de estaciones hasta la parada del tranvía. Ahí empezamos a disfrutar de nuestros abonos de transporte y lo bien comunicada que está la ciudad.

padres sosteniendo a su hija en un canal de Amsterdam durante una visita de 2 dias
Viendo los canales de Amsterdam con papá

Museumplein, un acierto total.

Nos bajamos una parada antes para ir a Albert Heijn a comprar pañales y aprovechamos para comprar comida para hacer una cena tipo picnic (ojo que no se puede pagar ni con Visa ni con Mastercard. Ya os dejaré un post con particularidades de Holanda más adelante) y nos fuimos dando un paseo por la zona.

Madre e hija paseando en su visita de 2 días a Amsterdam
Paseando por Amsterdam

Pasamos cerca del Holland casino y dimos una pequeña vuelta por los canales de camino al Rijksmuseum, que se puede atravesar andando, hasta llegar al Museumplein.

Vistas del patio central del Rijksmuseum, que se pueden ver desde el paso que lo cruza por debajo.
EL patio del Rijksmuseum

Allí nos llevamos la sorpresa de las vacaciones, ya que precisamente ese fin de semana había un festival al aire libre, el Uitmarkt, y allí habían montados hasta 6 escenarios, una interminable variedad de foodtrucks y stands de actividades.

Decidimos quedarnos un rato allí, a cenar y disfrutar de la música y unas bien merecidas patatas fritas recién hechas.

Visitando el Vondelpark en Amsterdam, imprescindible en una visita de 2 o3 días
Uno de los lagos del Vondelpark, con el monumento a Joost van Vondel al fondo

Luego bajamos paseando al Vondelpark, que nos entusiasmó menos, porque era una hora similar a las 10 de la noche de aquí, y estaba lleno de grupos jóvenes con música variopinta, mucha cerveza y drogas recreativas (nota, en Holanda NO está permitido consumir drogas por la calle).

Así que solo andamos la mitad del parque y tras una visita al lago de los patos, volvimos a coger el tranvía, camino del hotel y un merecidísimo descanso tras un día de viajes.

Dia 2 – 24 horas.

Nemo, el Jordaan y el cinturón de canales del oeste, imprescindibles en una visita de 2 días a Amsterdam.

Vistas de los canales de Amsterdam

El segundo día, o casi el primero, de nuestros 2 días en Amsterdam, el único que íbamos a estar el día completo, lo dedicamos  a lo que pensábamos iba a ser el punto álgido de las vacaciones… y lo fue, pero no para bien.

Muchas me habías recomendado ir al Museo Nemo con niños, y la verdad es que el museo lo mola todo, pero Intensita aún estaba muy descolocada de tanto viaje y meneo, y como toda la familia me confirmó más adelante, no está realmente pensado para niños tan pequeños como nuestra hija (2 años). Llegamos allí dando un paseo por los canales, que sí fue un bonito paseo.

Camino del museo de ciencias Nemo, una visita muy recomendable si visitas Amsterdam con niños

Aún así fue una gozada desayunar en la terraza a la espera de que abrieran el museo (desayunar allí fue imperativo, no había nada abierto a las 9 de la mañana de un domingo), y a nosotros nos encantó el show de Efecto dominó que montan. Si vuestros hijos son un poquito más mayores y/o soportan mejor los trotes, es una visita imprescindible.

Vistas de la terraza del museo Nemo, visita obligada si vas a pasar 2 o 3 días en Amsterdam

Después del museo, cogimos el autobús y nos plantamos en la zona alta de los canales, para comer en Harlem Soul food & drinks, un lugar que nos habíais recomendado y que fue un exitazo total. Buena comida a mejor precio.

En este punto, tuvimos una de las gambadas del viaje en la que agradecimos infinitamente el abono de transporte. Nos dimos cuenta de que nos estábamos quedando sin pañales y que habíamos calculado mal cuanta leche llevábamos para Intensita, así que tras un breve debate, decidimos perder 1 hora en ir y volver del hotel, y así de paso descansábamos un poco en el tranvía.

Paseando por el cinturón de canales.

Ya de vuelta en el centro, nos dimos un paseo por los principales canales del oeste, bordeando el Jordaan, por la zona conocida como las Negen Straatjes. Apenas tuvimos tiempo de pasar por delante de algunos lugares que merece la pena que paréis a visitar si vais más de dos días a Amsterdam, porque merecen mucho la pena.

El Palacio Real de Amsterdam, parada obligatoria en una visita de 2 días a Amsterdam

Nosostros paramos en la Westerkerk, el Dam y en el Palacio Real, con el Magna Plaza de fondo, para hacer un par de fotos, pero por toda esa zona, aparte de estos monumentos dignos de visita, tenéis la casa de Anna Frank que es visita imprescindible si vais solos o con tiempo, el (pequeño) museo de los tulipanes y el museo casa flotante.

Aprovechamos para hacer una parada y adelantamos la cena a las 6 de la tarde para comer en un punto teníamos marcado desde hacía tiempo, el The Pancake Bakery, una casa de crepes con un ambiente muy íntimo y en el cual me comí un “pannekoek” de panceta y manzana para llorar de gusto.

Y andando por esta maravilla de paisaje urbano, llegamos de vuelta al Museumplein, donde repetimos el plan del día anterior que había sido todo un éxito.

Vistas del festival Uitmarkt que se celebraba en Amsterdam durante los 2 días que estuvimos allí

Pudimos disfrutar del final del festival, con una breve representación del musical Sing Along de Mamma mia y el musical de Anastasia que están ahora en teatros en la capital. Incluso Intensita tuvo tiempo de desfogarse un poco (la pobre no hacía más que reclamar parque y no hacíamos por donde de encontrar alguno) en la fuente enfrente del Rijksmuseum… donde han quitado el mega cartel de Iamsterdam y lo han sustituído por uno pequeñito, debido al exceso de afluencia en la zona y el vandalismo de algunos instagramers.

De los que se habían colocado en la ciudad, ya solo queda uno fuera del aeropuerto. Así que eso lo podéis quitar de la lista, porque ya no se puede hacer.

Dia 3 – 17 horas.

Albert Cuypmarkt, Heineken Experience, paseo en barco, ADAM Lookout y Centraal Station.

Este último día para nosotros solo era 2/3 de día, porque a las 6 de la tarde teníamos que estar en un hotel al lado del aeropuerto para recoger el coche de alquiler. Así que había que exprimirlo al máximo.

Bol de yogur y granola con frutos rojos del Het Groene Paleis, en nuesra visita de 2 días a Amsterdam

Teníamos planeado pasar la mañana en el Albert Cuypmarkt, pero subidos en el metro de camino hacia allí, un amigo nos escribió que casualmente estaban allí también de vacaciones y decidimos quedar en la plaza del Dam.

Allí cerquita, nos paramos en Het Groene Paleis para desayunar, y no os puedo describir en palabras lo bueno que estaba mi bol con yogur y granola.

Después de disfrutar de un rato de charla y despedirnos de nuevo volvimos a coger el tranvía y bajamos cerca de Albert Cuyp Markt. Dimos un paseo rápido, donde nos olvidamos de comernos un deseado Stroopwaffel casero pero paramos a comprar fruta de huerta e incluso pudimos coger un pack de bricks de leche en el camino.

Jugando en el UJ Klaren, enfrente del Heineken Experiece, en nuesra visita de 2 días a Amsterdam

Una vez más, la capacidad de improvisar resultó la mejor aliada en este viaje. Después de tanta paliza, nuestra peque exigía cada vez con más insistencia un rato de parque.

Justo enfrente del museo Heineken encontramos un parque, el UJ Klaren, que en principio nos pareció el patio de una escuela infantil, hasta que una amable señora nos señaló que podíamos acceder sin problema. Era un parque público vallado, que ofrece además servicio de cuidado para los padres sin llegar a ser escuela infantil (no educan, solo juegan con ellos en el parque y en el interior si el tiempo no lo permite). De este parque os tengo que hablar, porque está catalogado como el parque más antiguo de Amsterdam. Un imprescindible para desfogar un rato si vais con niños.

Justo antes de entrar en el Heineken Experience estuvimos 15 minutos en el parque, y después de la visita al museo casi una horita mientras esperábamos a subir al barco. Si vais con niños y alguno de los adultos no quiero ir a ver el museo, es una buena idea para pasar el rato.

Visitar el Heineken Museum con niños.

El imponente edificio de la primera fábrica de Heineken

El museo es genial, es un tour muy ameno y lo podéis hacer perfectamente con niños porque el tour se recorre de manera libre.
Con todas las entradas te dan una pulsera con 2 tokens que valen por dos cervezas Heineken al final del tour (o refresecos, aparte de haber agua a vuestra libre disposición).

El tour puede durar entre 30 y 90 minutos, dependiendo del ritmo al que vayáis, pero os recomiendan que no os durmáis en los laureles, porque el barco del tour Rock the City sale puntual a las 2 horas del horario de comienzo del tour.

Rock the city tour, con un viaje de 45 minutos en barco.

Debo reconocer que coger este tour ha sido un acierto total, y merece toda la pena pagar un poquito más para darse una vuelta de una hora por los canales de Amsterdam. Sentados dentro, te van explicando los puntos más importantes de la ciudad, pero hacía un día tan maravilloso que nososotros preferimos ir atrás, en la terraza de atrás.

No os voy a decir que visitar el museo Heineken sea un imprescindible si vais tan poquito tiempo como 2 días, pero el tour en barco por los canales de Amsterdam te permite ver mucho en poco tiempo. Este tour en barco fue la razón por la que optamos por esta y no otra actividad.

Adam Lookout. Ver toda Amsterdam de un vistazo.

Y finalmente, el barco nos dejó en el A’DAM Lookout, un edificio super moderno, desde el que se puede ver gran parte de Amsterdam.
Situado enfrente de la Estación Central de Amsterdam, que es paso obligatorio y casi imprescindible si coges transporte público.

El ADAM Lookout y a su izquierda el Eye film Museum, ideal para visitar si vais más días.

Desde allí arriba puedes disfrutar de una vista panorámica de 360º de todo Amsterdam, puedes comer en su restaurante giratorio, tomarte una copa mirando a la ciudad… o te puedes columpiar sobre el abismo… si.

Es obvio para los que me conocen que yo ahí no me subí, pero SantoPadre disfrutó como un enano columpiandose sobre el filo del edificio.

Y para muestra de mi miedo a las alturas, un botón.

Y nuestra visita de 2 días a Amsterdam acabó a las 6, hora en la que llegamos al hotel Corendon Village que está enfrente del aeropuerto, donde teníamos reservado un coche para continuar con nuestro viaje por Holanda. Otro lugar curioso si pasáis de largo, por cierto, ya que tienen un avión en el jardin. Si, si, un avión.

Si viajas a Holanda, es imprescindible parar 2 o 3 días en Amsterdam.

Pero hay mucho más que ver en los Paises Bajos.

En otra ocasión os hablaré de sitios que merece la pena visitar en el centro de Holanda. Nosotros no íbamos con mucho tiempo a ningún lado, ya que en 4 días y medio teníamos además una boda y una visita familiar. Pero aún así, Holanda es tan pequeñita que puedes permitirte el lujo de visitar muchos lugares en pocos días.

También te puede interesar:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: