Hoy, en este especial MBDay 18 os traigo un post de esos que son para mirar, más que para leer, porque os vengo a enseñar todas las chucherías que nos dieron en el evento, y los tesoros con los que me volví.

¿Que son las chucherías?

Para todos aquellos que no estéis puestos en la jerga, en el mundillo de la Madresfera con P de paternidad y de podcast, chucherías es el nombre que le da Carlos a todo aquello que sea merchandising, a los regalitos de los eventos, a toda la parafernalia de regalitos “by the face” que tanto nos gustan a los mortales.

Vamos, todo lo que viene a ser tener gadgets, cacharritos, juguetitos… y si son gratis, nos da igual hasta que sean papeles. Nos encanta. Lo queremos todo.

Así  que os podéis imaginar que a todos los que nos gustan  estas “chucherías”, se nos iluminaron los ojitos cuando entramos en esa preciosa sala que todo el equipo de Madresfera había montado con mucho cariño.

En cada silla, gentileza de los patrocinadores, nos habían dejado una montaña de chucherías como muestra de amor.

Toneladas de chucherías

La primera de las chucherías, el bien más preciado, que es como las bolas de dragón de las madresferafreaks es la famosa mochila. No eres un friki fan de verdad, si no ansías esa mochila con todas tus fuerzas.

Dentro de la mochila, venían una pegatina, una libreta, un boli y una hojita. Estas 3 últimas cosas eran una de las sorpresas del MBDay en este año. La gamificación. Con la idea de que nos conociéramos todos un poquito mejor, nos pedían que nos firmaran las libretas otros blogueros a los que nos presentáramos. Y, si tenías las firmas de 4 blogueros misteriosos, ganabas un premio: una taza! ¿Os he contado ya que yo fui una de las blogueras misteriosas? Y por haber participado, yo también he conseguido mi taza, con lo que ya me puedo morir tranquila.

Chucherías, foto del merchandising de Madresfera para el MBDay18, con bolsa,libreta, bolígrafo, hoja,pegatina, antifaz y acreditaciones

Además de la preciada mochila, teníamos esperándonos nada menos que 3 bolsas, llenas de aún más cachivaches amorosos que nos ofrecían los patrocinadores.

Aneto nos obsequió con una bolsa de la compra, con un folleto informativo y 2 botes de caldo, de los que más uso en casa, lo que ha sido muy conveniente. Aprovecho la ocasión para confesar aquí, que en casa somos Anetolovers gracias al regalo que nos hicieron junto con Madresfera estas navidades. Y es que, las cosas como son… siempre había mirado con mala cara a esta marca por sus precios y nunca me había “atrevido”a probarlos y desde que los probamos estas navidades, me anetan tanto, que ahora solo compramos esta marca. Como truco de ratilla, os recomendaré siempre comprar los botes oferta, que son de litro y medio.

Chucherías, merchandising de Aneto con bricks de caldo y bolsa de compra

Por parte de Juguettos, nos regalaron otra bolsa de la compra ( las 4 bolsas que nos llevamos a casa me vienen de perlas para renovar nuestro arsenal para ir a la compra) y un paraguas automático chulísimo, que me va a resultar super útil.

Chucherías, merchandising de Juguettos, Tutete, y otros. Con bolsa de compra, paraguas, bolsas, folletos y chupetes.

Colacao, por su parte, nos obsequió otra mochila de tela de sus becas Vamos, de esas que vienen tan bien en el bolso para tener de repuesto, un bote de Colacao (que confieso que donaré en la siguiente recogida de alimentos, porque eso en mi casa no se come) y un bote para infusionar agua con fruta, que creo que ha uno de los regalos estrella del evento. Yo lo uso a diario y ya no se vivir sin el.

Tutete nos regalo una bolsa térmica que viene genial para llevar la merienda o pequeños picnic, así como un chupete con la frase Papa molas mil. Aunque Intensita ya no quiere saber nada de los chupetes como herramienta de calma, le he dejado todos los chupetes a mano para que juegue con ellos.

Mumablue nos regaló un código de descuento para un libro personalizado, que es una idea chulísima, y una bolsa para guardar libros, que estoy deseando de estrenar cuando empecemos a ir a la biblioteca.

El corte inglés nos dio una de sus revistas Baby News, y nos hizo fotitos en papel que son un recuerdo chulísimo del evento.

También nos llevamos un pequeño Pocoyo de su stand, aparte de unas fotos chulísimas con el propio Pocoyo!

Además nos llevamos un mordedor de Mami Pañales, stickers de parte de Stickets y folletos varios de SM, Gocco y Manipulados Catarroja.

Chucherías de las buenas

Como no todo iba a ser recibir, al MBDay se va también a repartir amor… y gastarse los cuartos. Este año, la novedad estrella del evento fue la Feria del Libro Madresférica, y todos íbamos con ansia viva. No solo nos podíamos llevar los libros más chachis de nuestros amados blogueros, sino que no los podían firmar.

Cual fangirl histérica, me planté con mi Libreta Roja de Carlos Escudero Arás (que será lo último que harás), que guardo como tesoro, firmado no solo por el propio Carlos que es el must, sino también por Sunne que sale en la Libreta Roja. Ahora el bestseller de Carlos ha pasado de ser un librazo a ser una gincana, y si consigues las firmas de Carlos, Sunne, TeamVane, Miriam Tirado y los gemelos Torres (los dos), te convalidan la adolescencia de tus vástagos… no que va, eso no, pero ya te puedes morir tranquilo, porque habrás llegado a lo más top del fangirlismo.

Chucherías, camisetas y libro la Libreta Roja,de Carlos Escudero Arás

Además, para azuzar más mi pasión por las chucherías, conseguimos 2 camisetas de #TocATope que me flipan, y que me pienso poner hasta que cobren vida o mueras a jirones.

En la propia feria, solo pude comprar un libro más. La economía no está para hacer locuras y nos habíamos dejado ya una pasta gana en ese fin de semana… Así que solo había presupuesto para un solo libro. Y tenía claro cristalino que libro era.

La madre que nos parió de Cristina Quiles.

Chucherías, libro La madre que nos parió de Cristina Quiles

Y es que lo amo todo de la Señora Quiles. Su desparpajo, su blog, su humor, su estilo, sus ilustraciones, toda ella… Necesitaba ese libro. Y no, no voy a volver a parir, pero por una parte es un precioso recuerdo de esta época vivida, y por otra parte, es que el libro es pura chuchería, es orgasmos oculares para mis ojitos de amante del diseño. Soy muy fan de los recursos creativos inteligentes, y la manera en que Cristina ha resuelto un libro de ilustraciones tan complejo como el de una crianza a dos tintas, es sublime. Un clásico básico de cualquier estantería que se precie.

Las chucherías de los blogueros

Finalmente os dejo una imagen con algunas de las tarjetas y chucherías varias que me traje, recuerdo de los encuentros y descubrimientos de este MBDay. No están todas, porque para empezar faltan todas las de Nación Podcast para dar y regalar a quien vea que gusta de escuchar podcasts.

Chucherías,tarjetas varias

Os cuento que la chapa y el bolígrafo y muchas cosas más las podéis conseguir si os hacéis mecenas de Lucy de Chibimundo.

Os dejo  a continuación los nombres de los blogueros de las tarjetas, para que los conozcáis, porque son gente que lo vale mucho.

Reinicia

Nueve meses y un día después

Las aventuras de bebé pingüino y su mamá

Mamifutura

Mamá y más

Porqué Podcast

Born to be PANK

Método Grow

O mundo ao revés

Consultoría Blogger


¿Y a vosotros, os gustan tanto como a mí las chucherías?