Madre dando el pecho a su hija de 2 años, para el post cosas de niños mayores que toman teta destetar
Lactancia

Cosas de niños mayores que toman teta

Por


Si estáis dando la teta más allá de los 2 años, si tenéis niños mayores que toman teta y practicáis la mal llamada lactancia prolongada, seguro que os sentís identificadas con alguna de las siguientes situaciones.

Los niños mayores que toman teta saben cuándo la quieren y te lo saben decir.

Te lo saben decir tan fuerte y de manera vehemente, que lo vas a saber tú y medio parque.

Llegado un punto, en el que si vuestro bebé  no solo os pedirá teta con palabras, sino que dependiendo de su impaciencia en el momento, puede ser a gritos y de una manera poco educada.

Lo gritarán, lo exigirán, te tirarán de la camiseta, te subirán el jersey y te meterán la mano hasta sacarla de su sitio.

En esos momentos te traga la tierra, y como buenamente puedes, le explicas que las cosas no se piden así. Si tienes suerte a lo mejor puedes negociar hasta una tregua hasta llegar a casa o a un lugar en el que te sientas cómoda para dar el pecho.

Y si no, pues toca lo que toca.

Es por esta razón que muchas madres que tienen niños mayores que toman teta a estas edades, suelen optar por pactar no dar la teta fuera de casa. Porque vivimos aún en un tiempo en el que te pueden mirar de cualquier manera si tu hijo de 2, 3 o más años se pone a gritar que quiere teta. Ya no te digo si encima se la das.

La teta en cualquier parte… y de cualquier manera.

Cuando eran pequeños, tú te imaginabas que la lactancia siempre sería ese momento mágico, sentada en tu sillón de lactancia o el sofá, admirando a tu precioso bebé. Pero no te paras a pensar cómo será después.

Y después, los niños mayores que toman teta pueden ser lo más alejado a esa imagen idílica que vemos en los posters de la consulta del pediatra.

De pie, mientras estás en el baño, con una niña de 13 kilos atravesada encima de ti, haciendo el pino puente, colgada de tus brazos, o si… como en esa imagen del poster… pero siendo 4 veces más grande.

Padres vestidos de manera tradicional dando el pecho a su bebé, para el post Cosas de niños mayores que toman teta

Cuando los niños son más mayores y aún toman teta, bien les vale donde estéis y como estéis. Él o ella querrán la teta, la querrá ya, y además la querrá en la postura que más le venga en gana en ese momento.

También saben cuándo NO quieren teta.

Ojo que esta es una buena. Al menos para mí ha sido un shock.

Porque lo mismo que saben pedirte la teta a gritos, saben cuándo no es eso lo que quieren.

Y tú, que estás acostumbrada al teta para todo, te la sacas cual recurso recurrente. Porque aunque es agotador y a veces desearías arrancártelas, seamos sinceras… es la solución más fácil. Teta y a callar. Todo solucionado.

¡Pero llega el momento en el que ya no!

En el que lo quieren es otra cosa, y si le sacas la teta, te gritan que no y te bajan esa misma camiseta que hace 2 horas te subían en el parque.

Así que toca hacer aquello a lo que tanto le tememos. Solucionar cosas sin la teta. Justo ayer se lo contaba a una amiga. Que no se haré cuando tenga que dormirla sin teta.

Que os estaréis riendo, pero para las que llevamos más de 2 años solucionando tanto con la teta, se nos puede hacer complicado los primeros días.

No se acaba el mundo, y es la evolución deseable de nuestros hijos. De hecho, es la evolución esperable, por muchos que nos empeñemos, nuestros hijos llegará el día que no quieran más teta, que no la necesiten.

Pero esas primeras veces que nuestros niños mayores que aún toman teta, nos dicen: No quiero teta! … te quedas toda loca.

Saben estimular el pecho y sacar el máximo partido.

No sé si estáis familiarizados con algunas técnicas que se suelen usar para bebés que cogen poco peso o que tiene problemas de extracción. Se trata de comprimir el pecho cada vez que el bebé está al pecho para forzar una mayor salida de leche. Alba Padró suele decir que hay que coger el pecho como si fueras a comerte un sandwich.

Si. Lo habéis adivinado.

Es algo que ellos también saben. /Insertar música de drama/

Si las espachurro así, sale más, mami.

En algún momento dado aprenden que si te estrujan las tetas mientras están al pecho sale más leche. ¿Y quién no quiere más leche?

Pues eso, esos niños ya más mayores que aún toman teta y necesitan comer mogollón… de repente descubren que si aprietan la teta así o asá, sale más leche, y para que quiero más… ahí los tienes exprimiendo el brick de zumo a.k.a teta a más no poder.

Y mejor no hablemos de la sintonización del pezón, que es mi San Benito de la lactancia. Que estará genial que la teta produzca leche más rápido, pero menuda la gracia de tener a un bebé de 2 años retorciéndote el pezón… y en muchas ocasiones con las uñas largas, porque encima a ver quién consigue cortárselas!

De teta en teta y tiro porque me toca.

Esto es otra cosa que, según el ánimo con el que me pille, me llega a poner muy nerviosa en la lactancia de niños más mayores.

Y es que ya saben exactamente lo que necesitan comer, y toman de la teta lo que les viene en gana. Especialmente cuando están muy congestionados, cosa que a mi hija le pasa a diario durante 10 meses al año (gracias frenillo), se pasan de teta en teta el rato.

A veces parando en una 5 segundos y saltando a la siguiente, a veces durante horas… la alta demanda de niños mayores que aún toman teta es algo que nos cuesta mucho asumir. Más si cabe si nos dicen constantemente que en nada se pasará.


¿A vosotros os ha pasado alguna de estas cosas?

Las que tenéis niños más mayores que aún toman teta, ¿habéis vivido estas situaciones? ¿Y os han sorprendido tanto como algunas me han sorprendido a mi?

También te puede interesar:

Comentarios (2)
  1. Ay Zora, te leo y me veo reflejada al 100%. Mi peque va a hacer 3 años y seguimos con la lactancia, hasta el infinito y más allá parece ser. En nuestro caso él no suele pedir teta fuera de casa desde hace tiempo, no sé por qué la verdad. Eso si, en casa es teta intensa mañana, tarde y, por supuesto, noche. Y lo de estrujar y sintonizar… ay amiga ¡qué estrés! ¡Ánimo! Algún día hablaremos de la lactancia en pasado y seguro que hasta la echaremos de menos. Sobre todo para callarlos y entretenerlos cuando nos interesa 😂

    Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: