Mujer vestida de hospital tocándose la barriga, a punto de ponerse el DIU como método anticonceptivo femenino
Maternidad Otros Productos

DIU, ¿un buen método anticonceptivo femenino?

Por

En el post de hoy, os hablo del método anticonceptivo femenino que nosotros hemos elegido para controlar la natalidad, el DIU o dispositivo intrauterino.

¿Qué es el DIU?

El DIU son las siglas de Dispositivo Intrauterino, se trata de un método anticonceptivo femenino. Es un dispositivo en forma de T que se inserta dentro del útero y evita el embarazo por varios medios:

  • Todos los DIUs suponen que ya hay un cuerpo dentro del útero, lo que imposibilita la implantación de un embrión.
  • El DIU de cobre tiene un efecto espermicida que dificulta la tarea a los espermatozoides.
  • El DIU hormonal, por su parte, espesa el moco cervical impidiendo la entrada de los espermatozoides.
Simulación de como queda insterado el DIU, un método anticonceptivo femenino

Que tipos de DIU hay.

Principalmente hay dos tipos de DIU, el tradicional de cobre, que por lo que sé ya no se suele recomendar, y el hormonal, que combina el método  con una baja carga de hormonas siendo un método anticonceptivo muy completo.

De este último hay varios modelos, dependiendo de su duración.

¿Cuál me he puesto yo?

En todo el periplo que os contaré otro día, dio tiempo de que trajeran un nuevo modelo de DIU financiado por el sistema sanitario andaluz, que es el que al final me pusieron.

Dado que mis reglas eran abundantes, optaron por no ponerme el DIU de cobre, y ponerme uno hormonal. La idea de las hormonas no me hacía ninguna gracias, pero la idea de reglas más abundantes y dolorosas me hacía menos gracia aún.

Así que al final me pusieron el DIU Kyleena, que es igual que el Mirena, un dispositivo intrauterino hormonal, pero con una duración de 5 años, en vez de 3 como duraba el Mirena.

Diu, método anticoncptivo femenino en la palma de una mano

¿Por qué elegí ponerme el DIU como método anticonceptivo?

Como os he adelantado antes, la idea de volver a usar hormonas para controlar mi fertilidad era una idea que me aterraba.

Desde los 17 años hasta los 22 estuve usando como método anticonceptivo la píldora, en mi caso la minipildora Yasmin. Y a pesar de que era la opción más ligera de hormonas, supuso una gran cantidad de problemas para mi: cambios de humor muy grandes, principios de depresión y una desaparición completa de la libido y el apetito sexual, junto con mi lubricación natural. Todo ello, sin otras causas aparentes más allá de la píldora.

Pildora como método anticoncpetivo alternativo al DIU

En una visita ginecológica me recomendaron dejarlas, y desde entonces usábamos el preservativo.

Después de buscar a nuestra hija, usar el preservativo era una opción, pero volver a tener que depender de si nos habíamos acordado de comprarlos o no, me daba mucha pereza.

La odisea de ponerse el DIU en la seguridad social.

Pues la parte previa a ponérmelo, fue un jaleo tremendo, hasta el punto de acabar llorando y maldiciendo a la enfermera de turno.

Viendo que el post se alargaba mucho, os voy a dejar esta parte de la historia en un post extra, y así dejo este post como algo más didáctico, y os podéis pasar por el otro para reíros (o llorar) conmigo.

Como ha sido la experiencia de ponérmelo.

Pues más allá de la aventura que supuso ponérmelo, el procedimiento en sí fue más o menos lo esperado, rápido y con algunas molestias leves.

Tanto en la primera visita, como en la visita que me lo colocaron, me explicaron lo que me iban a hacer y lo que iba a sentir.

La noche anterior me puse un par de capsulas vaginales que me habían dado en la primera visita para ayudar a abrir el cuello del útero.

Te desnudas de cintura para abajo, te tumbas y te insertan un espéculo en la vagina, para poder abrirla y tener acceso visible al cuello del útero.

Entonces te insertan el dispositivo colocador, que lleva integrado el DIU, lo colocan en su sitio y retiran el colocador.

Esta parte del procedimiento puede ser molesta para algunas mujeres, yo después de haber dado a luz y que una buena señora bailara por bulerías dentro de mi útero, esto no fue para tanto (o para nada).

Los siguientes días manché un poco como me habían anticipado, y ese día me sentí como en los días malos de regla, pero nada demasiado intenso.

El DIU es un método anticonceptivo que tarda un tiempo en regularse.

A diferencia de las pastillas, al menos en mi caso, este método anticonceptivo tardó en regularse pero es algo normal cuando te ponen un DIU.

Durante más de medio año mis reglas volvieron a ser muy irregulares, tenía manchados entre reglas, y sufría muchas molestias hasta el punto de no saber cuando estaba ovulando, cuando estaba sangrando y cuando era regla.

Debo reconocer, que llegó un punto en le que me empecé a poner nerviosa y a arrepentirme de habérmelo puesto. Sabía que estaría un tiempo con molestias, pero esto me parecía mucho.

Por suerte, poco después de empezar a mosquearme por la duración de este “un tiempo”, la cosa empezó poco a poco a regularse, y hoy, casi un año más tarde creo que ya tengo todo muy bien regulado.

Además, como me adelantaron, ya casi no sangro durante las reglas lo que después de tener reglas tan abundantes es de agradecer.

A veces noto que estoy con la regla por las molestias, pero los manchados son mínimos.

Y una vez puesto, ¿qué?

Una vez puesto, en el mismo momento te hacen una ecografía vaginal para comprobar que todo está en su sitio (si, la guardo con cariño) y te dan cita para 3 meses más tarde, ver si todo sigue donde tiene que estar.

Y aquí viene, donde en cualquier ginecólogo privado te recomendarían una visita anual para revisar que todo sigue estando correctamente colocado y evitar así embarazos.

Pues no sé si es cosa de mi provincia o a nivel andaluz pero después de la visita de los 3 meses, te dicen que hasta luego MariCarmen, que ya si eso te ven cuando te lo tengan que quitar, es decir, 5 años más tarde…

En su momento no tenía mucha idea de si esto debía ser así o no, pero me extrañó mucho, y otras compañeras que usaron el DIU como método anticonceptivo me confirmaron mis sospechas.
Lo hablé con mi médico de familia y ella me confirmó que no estaba de acuerdo con este protocolo y que podía solicitar que me derivaran a ginecología una vez al año para hacerme esta revisión.

Así que si éste es vuestro caso, os recomendaría hablarlo con vuestro médico de familia, y si no accede, os recomendaría encarecidamente que valoraseis acudir a un ginecólogo privado para tener un seguimiento anual.

¿Qué está siendo lo peor de haber elegido el DIU como método anticonceptivo?

Pues no todo es positivo a la hora de optar por este método anticonceptivo, y es que el DIU tiene sus  cosas malas.

La primera, que a nosotros no nos afecta porque somos una pareja monógama, es que no protege contra enfermedades venéreas. No es la mejor elección si no tenéis una pareja estable  o si no sabéis si la salud sexual de vuestra pareja es buena.
Si ésta es vuestra situación, recordad que tan sólo los métodos anticonceptivos de barrera son seguros a la hora de evitar enfermedades de transmisión sexual.

Condones como método anticonceptivo alternativo al DIU

Luego, es un método muy fiable, pero al igual que todos los métodos, aparte del celibato, tiene un cierto grado de riesgo de embarazo, en este caso un 0,1% (es decir, 1 caso cada 1000). Habitualmente estos embarazos suelen deberse a que el DIU se ha movido de su sitio o se ha salido, debido al uso no recomendado de tampones.
Si te realizas una revisión periódica, cada año, no deberías tener más problemas.
Pero esto es caldo de cultivo para mentes algo paranoicas del embarazo como yo.

INICISO

Desde que me puse el DIU, cada vez que menciondo que lo llevaba, he tenido que aguantar la cantinela del “yo conozco a una que se lo puso y se quedó embarazada”. Más allá de lo poco empático que es esto, especialmente para alguien neurótico como yo, es muy injusto con el método.
Quería adjuntaros un artículo sobre la efectividad del DIU y me hee encontrado de morros con
esto. ¿¡Pues no va y resulta que es más efectivo que la pildora?! En ese artículo, la efectividad está analizada en embarazos no en probabilidades en caso de uso correcto. Por eso el preservativo, que bien usado tiene una efectividad del 100% aparece con un 84% (porque no se usa bien en ocasiones) y la píldora que en laboratorio tiene un 99’9% de efectividad solo tiene un 92%.
Asi que si, es posible quedarse embarazada con el DIU, pero es altamente improbable, y mucho menos frecuente que con la pildora o el preservativo (pero ésto la gente no lo dice, porque entonces la culpa es suya…)

En mi caso, los desarreglos y cambios hormonales que he sufrido después de dar a luz, combinados con la lactancia y el DIU muy seguramente, hacen que cada vez que voy a ovular o a bajarme la regla, tenga unas sensaciones parecidas a cuando me quedé embarazada, y he de reconocer que no acabo de vivir tranquila con esta idea. Pero es lo mismo que me pasaba con la píldora, y que me pasaría con cualquier otro método que no fuese visual, como los preservativos, que ves si se han roto o no.

Finalmente, es un método hormonal, por lo cual estás metiendo una carga hormonal extra con los posibles efectos secundarios que conllevan. Eso si, es totalmente compatible con la lactancia y me consta que es mucho mejor comparado con las dos pildoras anticonceptivas que existen comptabiles con la lactancia.

¿Recomiendo que uséis el DIU como método anticonceptivo?

Pues depende de lo que estéis buscando y de vuestra situación personal.

Yo de momento estoy contenta con éste método, por muchas razones:

  • Supone un ahorro considerable, ya que lo cubre la sanidad pública andaluza, pero incluso de no ser así, su precio repartido entre los 5 años que dura, es más que razonable.
  • Te lo pones y te olvidas. Lo que más me angustiaba de la píldora era olvidarme un día de tomármela, y en mi caso ya me ponía super nerviosa si me la tomaba 2 horas tarde.
  • A pesar de lo que algunas personas puedan pensar, no se nota absolutamente nada, más allá de las molestias de los primeros días.
  • A nosotros es un tema que no nos preocupa, ya que cuando me lo quite, optaremos otra vez por un método anticonceptivo de larga duración, o por un método más definitivo, pero si a diferencia de nosotros, queréis tener más hijos, volvéis a ser fértiles en el momento que os lo retiráis.
  • Si tienes reglas abundantes, es un regalo caído del cielo tener reglas menos abundantes y no desangrarte como un cerdo en San Martín todos los meses. Yo creo que el dolor sigue estando presente, menos fuerte, pero existe.
  • Si vomitas o tienes gastroenteritis no tienes porque preocuparte de su efectividad.

También te puede interesar:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: