¿Es bueno darle chupete a tu bebé?

Esta es una de las grandes preguntas que se hacen las madres (y padres) primerizas, más aún con la cantidad de recomendaciones contradictorias que hoy en día tenemos a nuestro alrededor: Si es bueno darle chupete a tu bebé o no.

Darle chupete a tu bebé, una decisión muy personal.

Os escrbo este post, porque nosotros hemos tenido nuestros más y nuestros menos con el chupete. Hace un par de días mi hija volvió a ponerselo, y me ha parecido que hablaros de nuestra experiencia puede aportar.

Darle chupete a tu bebé, ¿es malo o es bueno?

Pues resumiendo, es lo que vosotros queráis que sea.

Darle el chupete a tu bebé debería ser únicamente decisión vuestra.

El chupete tiene sus cosas buenas y sus cosas malas y de vosotros depende que opción os beneficia más.

A continuación os voy a comentar los que a mi parecer son los motivos para decantarse por una opción u otra.

Pero le pongas o no le pongas chupete a tu bebé, la decisión es únicamente tuya, haces lo que es mejor para tu familia y nadie es quien para decirte que lo haces mal, en base a sus creencias, su experiencia y sus circunstancias. Porque no son las tuyas, no es tu familia y no es su decisión.

Darle chupete a tu bebé: Si.

La primera razón para darle el chupete a tu bebé, como bien expuso magistralmente Alberto Soler en este video de Pildoras de psicología, y la más importante es porque tu quieres. Tan sencillo como eso. Si quieres darle el chupete a tu bebé, dáselo. Sin más.

Una de las principales razones para darle un chupete a tu bebé, es porque ayuda a prevenir el sindrome de muerte del lactante. La succión ha demostrado ser un acto protector contra el SML, y por ello se recomienda su uso, así como la lactancia materna.

Otra razón es para usarlo como método de consuelo. Es posible que, si das lactancia materna, o más específicamente si das lactancia artificial, necesites consolar en ocasiones a tu bebé y no puedes hacerlo con la teta.
Para ello se creó el chupete. Y es una ayuda muy útil si lo consideras necesario.

Darle chupete a tu bebé: No.

A igual que si decides darle el chupete a tu bebé, la primera razón para no darle un chupete a tu bebé, es que no quieras dárselo. Si consideras que el chupete no es algo necesario para vuestra familia, nadie te obliga a usarlo. Por mucho que los regalen en las canastillas (algo que por cierto, está vetado por el Código internacional de comercialización de sucedáneos de leche materna , pero esto es debate para otro día).

Una de las principales raoznes por las que una madre se niega a usar el chupete es por la confusión tetina-pezón. Si das lactancia materna, el uso de chupete podría llegar a confundir al bebé ya que la succión es totalmente diferente.
Últimamente he estado oyendo cada vez más, que este hecho no está demostrado, y que la mayoría de niños sin problemas de succión (por frenillos u otras malformaciones, por ejemplo) aprende a distinguir las succiones.
No obstante, lo que si es un hecho, es que el uso del chupete puede estar desplazando alguna toma, de leche materna o de preparado para lactantes. Y este si es un hecho más delicado, ya que si sustituimos muchas tomas, porque no sabemos leer que nuestro bebé tiene hambre, podemos estar cayendo en una infranutrición del mismo.

Otra razón para no darle un chupete a tu bebé, es que consideras que tu tienes ya las herramientas que necesitas para consolar a tu bebé: tus pechos.
Y es que a menudo se nos olvida que el chupete no existió siempre, y aún así las mamás conseguían consolar a sus hijos. El pecho no es solo alimento, también existe la succión no nutritiva o como gusta maldecir a los entrometidos, el pecho se usa de chupete.
Pero como las mamás no siempre estamos disponibles y nos podemos ocupar del bebé en un momento concreto. Por ello, desde hace siglos, el ser humano ha ido inventando sustitutos al pezón.
Uno de ellos, que me resultó muy curioso que aún se usa en algunos lugares humildes y recónditos de Mongolia (entre otros) es usar una lengua de cabara (hervida para esterilizarla) atada a un palo. El ingenio por encima de todo.

Y una razón muy poderosa para no darle chupete a tu hijo/a, es que luego hay que quitarselo. Es un trago en ocasiones complejo y largo de pasar, y es posible que quieres simplemente no tener que pasar por ello.

¿Nosotros le hemos dado chupete?

Pues no.

Y si.

Desde un principio, yo no quería usar el chupete porque le tenía mucho pánico a la posible confusión pezón/tetina. Tenía muy claro que quería darle el pecho y quería evitar todos los posible impedimentos.

A día de hoy lo agradezco, porque tenindo un frenillo lingual corto, más elementos qu entorpecieran nuestra lactancia los primeros días hubiese podido ser determinante.

No obstante, como conté en el post que tuve la suerte de escribir para Lactapp, esos 3 primeros meses de vida lactancia fueron un infierno, y llegó el punto en que necesitábamos un respiro.

Nos costó muchos intentos y probar muchos modelos, pero al final aceptó el chupete. Ante un lloro, siempre le ofrecía primero el pecho por si era hambre (que lo era el 90% de veces) y cuando se soltaba o llevaba mucho tiempo le ofrecía el chupete.

De hecho, el chupete era un gran salvaculos en los viajes.

Y digo era, porque…

Un día dejó de querer el chupete.

Así, paulatinamente y sin darnos cuenta, dejó de usar el chupete y cuando nos quisimos dar cuenta, lo rechazaba cuando lo queríamos usar. Al año de edad decía que el chupete te lo ponías tu, que ella no lo quería.

La parte en la que nos hemos ahorrado el trago de tener que quitarle el chupete, que lo siguiera usando muy mayor y ello pudiera ser perjudicial para su desarrollo bucal y la salud dental, ha estado muy bien.

Pero confieso que no en pocas ocasiones lo sigo echando de menos como recurso, y me gustaría poder usarlo. Pero volverselo a introducir como recuso habitual, tras haber tenido un deschupete tan positivo, no me hace ninguna gracia.

Chupete si o chupete no. Todo tiene sus desventajas.


Mientras veo a mis amigas y compañeras de guardería debatirse en como quitarles a sus hijas el chupete, que reclaman al salir de clase, yo tengo que volverme a casa con una niña en la mochila a la teta.
Y mi hija ya pesa más de 12 kilos. No mola nada. Pero al final todos tenemos una tarea larga por delante para sustituir ese consuelo y esa necesidad de apego en forma de succión al salir de clase.

Peroluego pienso en el periplo de tener que quitarle de nuevo el chupete (que están viviendo mis amigas), cuando ya lo has normalizado en su rutina y me parece toda una odisea.

Aunque cuando hacemos viajes en el coche, no tener la opción del chupete supone hacer mil paradas y hacer contorsionismo para dar el pecho.

Ahora el chupete es un juguete…


Desde hace más de un año, los chupetes están repartidos por la casa, en diferentes cajas de juguetes, y los coge a modo de juego. A veces los muerde y los rompe (esos los voy retirando) y otras veces los usa a modo de juego simbólico (especialmente desde que tiene un Nenuco con chupete).

… o es indicativo de que algo pasa.

Hace poco empecé a notar, que ahora lo reclama cuando está malita, especialmente cuando le duele la garganta. Cuando pide el chupete con insistencia, la observo más detenidamente y estoy más alerta a los signos que puedan indicar que se encuentra mal.
Y así es como esta semana pasada ha ido a la escuela infantil por primera vez con el chupete en la boca. Después de haberlo dejado de usar durante casi un año.

Darle chupete a tu bebé es únicamente decisión vuestra.

Como todo en la crianza, os recomiendo informaros sobre las implicaciones (positivas y negativas) de usar o no usar el chupete en este caso, y decidáis por vosotros mismos que os conveniene.
Nadie más conoce vuestras circunstancias, vuestro estilo de vida, vuestras preferencias y vuestras dificultades.

Y por tanto nadie es quien para juzgar si hacéis bien en usar o no usar el chupete.


¿Habéis usado chupete? ¿Os han reprochado su uso o la falta del mismo?

1 comentario

  1. Me encanta!! Como siempre decimos, cosas positivas, cosas negativas y lo que queramos, es lo mejor!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: