Banner y mesa de presentación de la I jornada de la lactancia materna de Edulacta
Lactancia

I jornada de lactancia materna de Edulacta

Por

Tras muchos meses viendo pasar por delante de mí eventos a los que no me atrevía a apuntarme porque no veía justificada un ausencia tan importante en casa, llegó por fin el evento que estaba esperando: la I jornada de Lactancia Materna de la mano de Edulacta.

Gracias a ser parte de Madresfera, tuve el inmenso honor de ir como invitada, junto con mis compañeras de los blogs Marta Rivas Rius y Asociación Mamateta, a este fantástico evento.

La jornada de Edulacta era el evento perfecto para estrenarme.

Y es que he ido ya a muchos eventos, de Madresfera y fuera de la comunidad, pero eran eventos a los que acudes como espectador, con tu entrada comprada.

Nunca había tenido la suerte de participar en un evento de la comunidad, acudiendo como bloguera invitada porque en parte ,como os adelantaba, nunca encontraba justificación de peso.

Subir a un evento a Madrid suponía movilizar a toda la familia, o bien para llevármela o bien para que se organizaran ellos solos, y eso es algo que entre semana es complicado y los fines de semana imposible si pretendo subir en transporte público.

Pero ésta ocasión era perfecta.

Era el evento que deseaba, era una jornada sobre lactancia materna, con las chicas de Edulacta, y encima iban a tratar puntos específicos que me interesan muchísimo.

Era en sábado, acudían más amigas de mi ciudad y para rizar el rizo, ese mismo día hacían el último Espacio Madresfera de la temporada, que tanto le gustan a SantoPadre. Papá se iba con la peque toda la mañana a disfrutar de Mónica y Sunne y nosotras nos íbamos a aprender mucho y bonito con las chicas de a la jornada de lactancia materna de Edulacta.

¡El plan estaba hecho!

Nos subimos todos juntos, en un monovolumen alquilado, a disfrutar de uno de los mejores días de este año para mí.

Un espacio que dejaba con la boca abierta desde que se abría la puerta.

Al llegar a Madrid, y tras una breve parada técnica para recuperar fuerzas (3 horas de viaje tras levantarse a las 5 de la mañana, necesitan de un buen desayuno), nos encontramos por fin en el lugar del evento, Espacio Cubierto, una sala de eventos en Vallecas.

Nada más abrir la puerta, nos encontramos con la alegría personificada, recibidas por Pilar Martinez y Gemma Cárcamo, que ya te ponían las pilas a tope antes de subir las escaleras.

Catering de la jornada de lactancia materna de Edulacta

No podían haber elegido lugar más bonito. Por dentro es todo aquello que me hace feliz como diseñadora. Un lugar recuperado, con un presupuesto limitado pero muy bien invertido, con detalles de decoración muy estudiados y con propósito.

Igual que por fuera el edificio no me decía nada, y tiene todo el sentido en la zona en la que se encuentra, el interior fue el marco ideal para el evento.

Un jornada de 10 para hablar de lactancia materna.

Sobre el evento en sí, en detalle, no os voy a hablar porque podéis leer la crónica del día en el post que escribí para el blog de nuestro Galm, y porque quiero centrarme en momentos y reflexiones que lanzaron Pilar y Ruth ese día.

El programa del evento pintaba muy bien, y desde luego no defraudó en absoluto. El catering era fantástico, y estaba supercuidado, el espacio invitaba a sentarse a escuchar y las charlas como no podían ser de otra manera, eran oro puro.

Ruth y Pilar inaugurando en la I jornada de lactancia materna de Edulacta

Lo primero que he de decir es que Ruth Giménez ha sido para mí un grandísimo descubrimiento. Las dos horas largas de presentación que dió se nos hicieron cortas, podría haber estado escuchándola todo el día.

Y de Pilar no esperaba menos, la conocía como ponente del primer MBDay al que fui y es una persona con un carisma y un desparpajo que hacen que no puedas apartar la vista y el oído de todo aquello que te cuenta.

Los sentimientos alrededor de la maternidad.

Hace mucho tiempo que el tema de los sentimientos antes y después del parto me remueve mucho, y las charlas a las que he acudido en los últimos meses, me han removido un poco más. Esta jornada de lactancia materna, no ha sido una excepción.

Ruth nos hablaba de cómo vivimos en una cultura que en los últimos siglos ha ensalzado la crianza con desapego, y nos ha convertido en las madres en meras incubadoras, infantilizadas.

Es un tema muy hiriente, especialmente teniendo en cuenta la cantidad de estudios que han salido a lo largo de estos mismos siglos, que ponen de manifiesto que el apego es necesario y vital para el óptimo desarrollo de nuestros hijos.

Somos algo más que úteros.

Y de aquellos barros, los lodos en los que vivimos hoy, donde la madre y sus sentimientos desaparecen una vez ha dejado de ser el recipiente que albergaba vida.

La dejamos sola, abandonada, le exigimos que cumpla con su cometido y alimente a su cría, pero no la ayudamos en algo que la hemos ayudado durante milenios. Y si tiene sentimientos difíciles, censurados por la sociedad, los metemos todos en un saco y volvemos a desatenderla a ella. Porque ya ha cumplido su cometido, y lo que le pase en adelante, qué más da.

Pronto os hablaré de otra iniciativa maravillosa, de Marta, que pretende dar voz a todas esas madres que nos hemos sentido invisibles, de cara al sistema sanitario y la sociedad, una vez que hemos llegado a la meta.

Acompañar a las madres en sus decisiones y en sus dificultades.

La siguiente parte de la charla me la anoté con puntos y comas, porque me interesa mucho a nivel personal.

Como sabéis, soy voluntaria en un el Galm de mi localidad, y en muchas ocasiones nos vemos haciendo el papel de asesoras de lactancia por la falta de las mismas.

Ruth Giménez y Pilar Martinez en la I jornada de lactancia materna de Edulacta
Como hablar con madres, ya sea en calidad de asesora o simplemente de madre promotora de lactancia o de crianza, vital para un buena transmisión de la información

Saber cómo hablar a las madres (o a cualquiera) de manera que no estemos haciendo sentir a la madre atacada, interrogada y juzgada, es vital para mí.
A veces, incluso con la mejor de las intenciones, no lo hacemos correctamente y es algo en lo que estoy trabajando mucho, tanto a nivel de voluntaria en el Galm, como en mi vida.

Ruth nos dio una breve clase magistral sobre comunicación, el procedimiento a seguir en una consejería de lactancia materna, sobre coaching y sobre empatía.

Este año he aprendido que no estamos aquí para evangelizar a nadie en lactancia materna, que no es nuestra misión difundir la palabra de la teta, sino que tan sólo estamos para ofrecer información, y para ayudar, tan sólo, a aquellas madres que lo piden. Porque si no sale de ellas, es un esfuerzo en vano el que vamos a realizar.

De todas las conclusiones que he ido sacando de ésta charla, la de Pilar y las de otros eventos, quiero hablaros poco a poco, porque creo que son muy necesarias.

Los profesionales de la salud y la lactancia materna ¿compatibles?

La charla de Pilar, intensa y picante como no podía ser de otra manera, me dejó helada con algunos datos que desconocía o que se me habían pasado por alto.

Algo que ya todos sabemos (pero por si acaso) es que muchas que no todas matronas aparte, ningún médico o sanitario ha recibido la más mínima formación en lactancia materna. Ni siquiera los que atienden a familias que están lactando.
Todo lo que saben de lactancia es anatomía regularmente explicada y la frase gloriosa de que la lactancia materna es la mejor opción para madres e hijos. Y chimpún.

Diapositiva de la I jornada de lactancia materna de Edulacta
La lactancia materna es cosa de todos.

Pilar nos puso tan sólo unos muchos ejemplos de los millones que tenemos a diario de la brecha tan grande que hay entre lactancia y sistema sanitario.

Recordar a los sanitarios que su palabra importa mucho, y que si no conocen los datos es mejor que no hablen de oídas y en base a la cultura popular, sino que deriven a otros profesionales expertos en el tema, es una de nuestras prioridades como sociedad.

Impedir que las industrias farmacéutica y alimentaria campen a sus anchas en su único beneficio es la otra principal.

Porque lo que no puede volver a pasar es que el mayor congreso de pediatras de España, donde se debe hablar y debatir de estos temas, que debería ser fiel reflejo de una sociedad inclusiva, donde las madres tengan cabida cometa atrocidades como la de hace 1 año.

No podemos permitir, que por ser una marca de leche artificial el principal patrocinador del evento (lo cual ya es una aberración en si misma), se le impida el acceso a una madre (pediatra) con su bebé lactante. Pero claro, la ley es firme (y menos mal, aunque se la pasan por el forro cuando quieren) y no pueden estar juntos bebés y sucedáneos de leche materna… así que el bebé y su madre, a la calle.

Madres en la I jornada de lactancia materna de Edulacta, una sujetando a su bebé y la otra riendo.
¿Quieres entrar al congreso de pediatría con tu bebé? Lo patrocina Lecheartificialesa asi que… no. LOL

Tatuajes, buena comida, casos reales y un gran documental.

El resto de la jornada, sobre la que podéis saber más en el blog de Mamateta, no fue para menos.

Tuvimos una comida excelente, las chicas de Edulacta regalaron tatuajes sobre lactancia a quienes se quisieron tatuar (no he llegado aún a ese momento) y además nos obsequiaron con 2 regalos más.

El primero fueron ejemplos reales, de casos muy particulares y complejos, que son oro puro para las que ayudamos en un grupo de apoyo o son asesoras de lactancia. A veces los problemas en la lactancia no son evidentes o sencillos de detectar, pero si la madre nos pide ayuda para continuar con la lactancia, debemos ayudarla hasta el final.

Y para finalizar el evento, aunque nosotras por desgracia nos lo tuvimos que perder para volver a casa, nos regalaron el visionado del corto del documental que en breve estrenarán y del que pronto os hablaré más.

Un evento que ha dado para mucho.

A pesar de que este post se ha hecho inmenso, siento que me he dejado muchas cosas de esta jornada alrededor de la lactancia materna que tocar y muchos temas que tratar. Poco a poco os voy a hablar de ellos en el blog, así que si no os queréis perder nada, ¡no olvidéis suscribiros al blog!

También te puede interesar:

Comentario (1)
  1. […] Conciliando por la vida […]

    Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: