Crosswalk y Matrix Light 2 de Jané- Nuestra experiencia

Crosswalk + Matrix Light 2. La combinación ¿perfecta?

En este post de (intento de) vuelta al blog, os voy a hablar de nuestro carrito y sus accesorios, el Crosswalk de Jané y el capazo convertible Matrix Light 2.

Va a ser un post algo peculiar, porque hasta ahora no os había hablado de las cosas que hemos estado usando.

Y porque he tomado una decisión un poco dificil, pero necesaria. Hoy salgo del armario del anonimato.  No voy a daros todos mis datos, pero hoy, aquí, me quito el velo.

Es una decisión que me ha costado tomar, pero hay muchas cosas que me estoy perdiendo, por no poder “presumir” de blog. Habrá cosas de las que ya no me atreva a hablar tan libremente. De hecho hay un post que he eliminado de la vista. Pero creo que lo merece.

Así que, bienvenidos de nuevo al blog.

Soy Zora. Hoy os vengo a hablar de nuestro carrito y nuestro capazo/silla del coche. Y  nuestra relación de amor y desamor con ellos.

Chica empujando carrito Crosswalk con capazo Matrix Light 2 de Jane

Antes que nada quiero decir que esto es mi opinión personal, y que creo que no hay un producto perfecto. Cada persona y cada familia tiene sus necesidades, y ello puede hacer que lo que a mi me funciona perfectamente, a otra persona no. Eso tenedlo en cuenta.

Dicho esto, hace unos días me preguntaba una chica por Instagram que si recomendaba el Matrix Light 2. Y la respuesta no es tan sencilla como si o no.

Así que os voy a contar un poco porqué compramos esta silla en concreto y que me parece bien y mal de ella, después de 13 meses.

El chasis. Crosswalk de Jané.

No sé muy bien como funcionarán el resto de marcas, pero Jané tiene una particularidad, y es que todos los accesorios (o casi todos, creo) para bebés son intercambiables entre los chasis.

Tu tienes un Crosswalk o un Epic o un Muum, pero el capazo Transporter, el Koos o capazo convertible Matrix Light 2 es el mismo para todos.

Nosotros nos decidimos a comprar la combinación Crosswalk con su silla incorporada y el capazo convertible Matrix Light 2.

En cuanto a la silla, la Crosswalk, creo que tenía mucho antes claro que quería ese carrito, qué lo de ser madre.

Siempre me ha gustado la marca Jané. No es la mejor marca de todas, pero para mi es la mejor de las de su rango de precio.

Además, siempre nos han gustado los carritos tipo todoterreno, para poder ir con el carrito a donde sea. En su día me flipaba el Slalom 360º, pero he llevado algún carrito de 3 ruedas y no me gustaron nada.

Supongo que habrán para todos los gustos, pero he visto ya a unas cuantas madres volcar carritos porque se atascaba la rueda delantera. Así que teníamos claro que iba a ser de 4 ruedas. Eso descartaba el Rider, que era el conocíamos.

Así que cuando empezamos a pensar lo de ser padres, me dió por mirar en su web, y me enamoré perdida.
El Crosswalk era todo lo que buscábamos. Moderno, sencillo, robusto y con un diseño que nos encanta.

Así que tras mucho buscarlo y no encontrarlo en ninguna tienda, en una visita a Madrid lo vimos  y acabamos convencidísimos.

Lo encargamos en una tienda local, y en un mes lo teníamos en casa.

Papi posando con el carrito Crosswalk de Jané con el capazo Matrix Light 2

Con la silla de paseo estamos contentísimos, pero os comento a continuación los pros y los contras que le hemos visto tras 13 meses de uso.

Lo bueno.

El diseño nos encanta. Aunque por aquí no hemos visto casi ninguno más, así que no sé si todos estaréis de acuerdo. No sé si porque aquí no lo tienen en ninguna exposición, porque se sube un poco de precio o por la estética, pero aquí no se ven muchos.

La versatilidad. El poder cambiar los elementos de recien nacidos (capazos) y el poder poner la silla mirando hacia delante o hacia detrás,  da mucho juego.

Es todoterreno. De verdad. Nos lo hemos llevado al campo unas cuantas veces, y va como la seda.

Foto superior de Jané Crosswalk y Matrix Light 2

Es robusto pero ligero. Con una pequeña con un percentil de peso siempre por encima de la media, nos daba miedo que el carro se nos hiciese pesado muy pronto. Y no os mentiré. El carrito pesa lo suyo, pero a la hora de conducirlo, no se nos ha hecho pesado. Se maneja muy suave y cuando lo “conduces” no parece que pese.

La silla de paseo, se puede tumbar totalmente plana, lo cual es super cómodo para dormirla o cambiar un pañal. Es algo, que por ejemplo con la Epic de Jané no puedes hacer. Ni con las Bugaboo, hasta donde yo sé.

La cesta debajo de la silla es bastante amplia, y el conjunto básico de la silla, viene con la burbuja para la lluvia y un bolso cambiador.

Se pliega y despliega super rápido. Y además las ruedas, las cuatro, se pueden quitar y poner con una sola mano, lo cual es muy útil.

La suspensión doble funciona. Muy bien!! Estamos contentísimos con ella. Se puede ir por terrenos abruptos y el bebé no se enterará tanto como con un carrito convencional.

Es un carrito muy alto, con un mango regulable, lo cual para nosotros, que  somos altos, pero diferentes, nos viene de perlas. Además está forrado en un simil de cuero, que le da un toque muy cañero.

Lo malo.

Es inmenso. Y como cualquier carro grande que se precie, se pliega “poco”.  Así que si tienes un coche un poco pequeño, como nosotros, una vez que metas el carrito en el maletero, te habrás quedado sin espacio. ¿Y os acordáis que se le quitaban las ruedas? Pues menos mal, porque si no, nos cabía en el coche.

A pesar de ser robusta, una vez abierta, tiene un poco de juego. No sé si es normal o no, a nosotros no nos preocupa. Pero que sepais que una vez abierta, no se queda como una piedra. Supongo que para terrenos pedregosos es mejor, pero mosquea a veces. Y no sé si es por esto, pero la silla no se queda en la misma inclinación cuando la llevas mirando para adelante (se queda 1 o 2 grados más tumbada) que cuando la llevas mirando hacia atrás.

Las ruedas, cuando se ensucian, se atascan en el eje de giro, y hace que el carrito se maneje peor. Pero es tan fácil como quitar las ruedas, limpiar con un trapo el eje y el hueco, echarle un poco de aceite 3 en 1, y a rodar de nuevo como la seda.

El capazo. Matrix Light 2

Para el capazo, elegimos la opción de tener una única pieza, un capazo convertible, que nos servía como silla para el coche, para evitar tener 2/3 trastos, y para reducir los gastos.

En este caso, los pros y los contras los voy a agrupar en su uso: el capazo en la silla de paseo y el capazo como silla de coche.

El capazo como silla de paseo para bebés.

Para este uso, para llevar a la peque de paseo, no podemos estar más contentos con la elección. El Matrix Light 2 ha sido perfecto, y no podríamos haber hecho mejor elección.

Con la peque hemos tenido muchos problemas de gases, maldito frenillo, y siempre ha sido muy espabilada y curiosa. La opción de tenerla todo el rato tumbada no nos funcionaba.
Pero como sabréis, cuando son tan pequeños, no es bueno que estén mucho rato en una posición sentada sin mayor sujección.
Así que el Matrix Light 2 es maravilloso, porque mientras estaba despierta la teníamos un poco incorporada (al principio muy poquito, cuando fué creciendo, del todo), y cuando se dormía la  bajábamos sin tener que despertarla.
Además, iba super protegida y abrigada, al ser un capazo rígido de plástico, lo cual, con un bebé de enero, se agradece.
Así que para usarla como primera silla de paseo, si me preguntáis si recomiendo la Matrix Light 2 de Jané, la respuesta es un rotundo si.

Ahora. La parte en la que la usamos como silla del coche.

Si me preguntais si recomiendo usarla como silla para el coche… os diré que no.

Con el tiempo me he ido informando más y más sobre los sistemas de retención infantil para el coche y su seguridad… y os diré que esta silla tipo 0/0+ deja, para mi gusto, mucho que desear.

Si la usamos en su formato capazo, anclado en dirección transversal a la marcha, se queda bastante fija… pero son muy pocas semanas las que podrás usarlo así. Enseguida tu pequeñín querrá ver mundo, disfrutar jugando y te dirá que tumbado en el coche vas tú. Nosotros la hemos usado así dos veces en trayectos muy cortos.

Dicho esto…

Llevarlos así, NO ES SEGURO!

Por favor, informaros muy bien sobre las sillas de coche y la seguridad, porque no todo lo que nos venden como homologado es seguro. Podéis informaros un poquito más en el blog de Laboratorio de Mama.

Y para mi gusto, fijada al coche en formato grupo 0, la silla se queda anclada de una manera muy precaria. Se movía mucho, no hacía presión suficiente, y que estuviera más estable dependía de tirar el asiento delantero hacia atrás haciendo tope.

Hoy en día, sé que esto no es lo ideal. Pero bien es cierto, que nosotros apenas usamos el coche media hora al cabo de la semana, para ir a hacer la compra, en trayectos cortos y en zonas de pocos accidentes. Aparte, en los 6 meses que la usamos, hicimos tan solo 2 viajes largos, por autovía principalmente.

Esto no debería ser una excusa para invertir en un Grupo 0 en condiciones. Pero a veces la vida viene como viene, y no tomas las decisiones adecuadas en su momento por falta de información.

También, con un bebé con percentil entre 98 y fuera de tabla en altura, a los 5-6 meses, se nos empezó a quedar corto, y ya casi chocaba con la parte de arriba (no olvidemos que es un capazo).

Por lo que a los 8 meses la pasamos a la silla ACM grupo 1, una Axkid Minikid, pero de ello os hablaré en el futuro.

Matrix Light 2 convertible usado como silla SRI grupo 0

Si volviese atrás, ¿volvería a optar por este sistema?

Pues como silla de coche, no. A día de hoy, me pensaría comprar otro carrito más económico y compraría un grupo 0. O adelantaría la compra de la silla ACM y buscaría una silla desde el nacimiento.

Entonces, ¿recomiendo esta combinación?

Si lo recomiendo como capazo convertible, pero como silla del coche, NO .
Por el dinero que podíamos gastar, nuestro estilo de vida, por las necesidades que teníamos y por como ha resultado ser nuestro bebé… Estamos contentos con esta combinación, pero doy gracias todos los días por no haber tenido ningún accidente mientras estuvimos usando esta silla de coche.

No obstante, creo que no es la opción ideal para todo el mundo. Cada uno debería tener muy en cuenta que puntos necesita que destaquen más en los productos que comprar para su bebé.

 

Antes de comprar cualquier silla de coche, no os fieis de cualquier vendedor de puericultura (la mayoría NO son expertos en SRI). Acudid a un establecimiento especializado en seguridad en el coche, optad SIEMPRE por una silla ACM, el mayor tiempo posible. Y sobretodo, informaros muy bien antes de optar poro una silla u otra.

 

 

2 comentarios

  1. Yo tenía un epic. También soy fan de jane desde bebé, jaja (mis padres tb tuvieron uno para mí) y por eso quise que mi bebe lo tuviera. Me gusto el epic. Es cierto que no se tumbaba entera la silla. Salvo eso, para mí solo tuvo ventajas. Lo que tú cuentas de las ruedas en mi caso no me pasaba, no sé si cada modelo tiene unas ruedas o no. Yo elegí el modelo de 3 piezas. A mí el matrix no me convencía por todo lo que decías. Además yo quería una silla fija en el coche y no tener que estar sacándola todo el rato para la silla. Creo que hiciste una muy buena elección, al fin y al cabo todos los cochecitos tienen pros y contras.

    • Gracias por tu punto de vista!
      Si necesitas una silla fija en el coche, yo desde luego recomiendo otras opciones, no el Matrix. Pero tener un capazo solo, me habría parecido, a día de hoy especialmente, dinero malgastado. Creo que habremos usado el Matrix como capazo no más de 5 meses. Pero bueno, el carrito como tal también lo hemos usado como 11 meses. Espero que cuando ande mucho mejor, y no necesite asistencia constante, lo usemos para salir a andar, por si se cansa.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: