pautas a la hora de empezar la alimentación complementaria, para que los niños coman solos como la niña de la foto, comiendo un bowl de cereales.
Crianza Maternidad Otros

Pautas importantes para empezar la alimentación complementaria.

Por

Como os comenté en un post anterior, hace unos días estuve en una jornada de actualización sobre salud sexual y reproductiva de la mujer, y algunas de las charlas fueron tan intensas que dieron para variados debates, entre ellos, uno sobre la alimentación complementaria.

Photo by Providence Doucet on Unsplash

BLW vs BLISS, ¿mismo método con distinto collar?

Uno de ellos fue el que surgió a raíz de la alimentación complementaria, en la charla que recibimos de una IBCLC sobre novedades en el terreno de la lactancia materna, y en el cual nos hablaba de BLW vs BLISS.

Para saber que es el BLW podéis volver a este post en el que os hablaba de ello, y no voy a hablaros hoy del método BLISS porque no conozco en profundidad el origen y las pautas exactas del mismo.

En aras de tener una base, tan sólo os diré del BLISS que es una revisión del método BLW, con un bonito rebranding. Vamos, que es casi lo mismo, pero abordando supuestos problemas del BLW. Y digo supuestos, porque son temas que ya se abordan en este método, pero en el cual a lo mejor hoy en día no se hace el suficiente hincapié. De ahí, esta reflexión.

En este post os voy a dejar algunas de las pautas más importantes del BLW, y de la alimentación complementaria tradicional, pero que en ocasiones las madres y padres podemos pasar por alto y los divulgadores pueden olvidar recalcar lo suficiente.

 La importancia de las texturas y los cortes para evitar ahogamientos.

Este es un punto en el que no podemos sino insistir, porque el BLW puede ser perfectamente seguro si seguimos las pautas, pero puede ser altamente peligroso si no las tenemos en cuenta. Pero de igual manera que una casa puede ser segura o peligrosa dependiendo de si la adaptamos o no la los bebés.

Siempre que hablamos de BLW, que es alimentación complementaria mediante sólidos, mucha gente se asusta cuando decimos que los bebés pueden comer comida entera incluso cuando no tienen dientes.

Los alimentos se tienen que chafar facilmente.

La clave reside en la textura de la comida. Toda la comida que ofrezcamos a nuestros bebés debe ser lo suficientemente entera para que pueda ser cogida con la mano por un bebé, pero, y esto es primordial, debe ser lo suficientemente blanda como para que al aplastarla con nuestros dedos se chafe.

De esta manera nos aseguramos de que el BLW es seguro puesto que la comida casi se deshace con el roce de las encías. Recordad que no es necesario tener dientes para empezar a comer sólidos (pero si hay que cumplir otros requisitos).

Alimentos con los que hay que tener especial cuidado son por ejemplo la zanahoria o la manzana, que la ofreceremos cocida, hervida o asada con la consistencia que hemos comentado.

Asimismo, todos los alimentos de corte redondo o forma esférica que quepan a través del círculo que se forma si juntamos el pulgar y el índice, los tendremos que cortar en cuartos longitudinales.

Priorizar alimentos con hierro.

Otros de los puntos en los que el BLISS hace hincapié, es en la priorización de los alimentos con alto contenido en hierro. El BLISS, según quien te lo explique, se asegura de esta ingesta de hierro mediante el uso de un BLW mixto, ofreciendo papillas con alimentos altos en hierro.

Como os decía, os hablo de supuestos problemas o carencias del BLW porque, al menos en nuestras charlas, este punto lo recalcamos ampliamente y además solemos aconsejar combinarlo con la ingesta de alimentos ricos en vitamina C, que permiten una mejor absorción del hierro, especialmente el HEMO o hierro de origen vegetal.

Siempre, algún alimento rico en hierro, en la alimentación complementaria.

Si vais a empezar con la alimentación complementaria, es mejor que empecéis por alimentos ricos en hierro, y que siempre ofrezcáis este tipo de alimentos en las comidas. De hecho, ésta es la razón principal para introducir la alimentación complementaria.

Tradicionalmente se piensa en el pollo y la ternera como fuente de hierro, pero hay muchos alimentos vegetales con alto contenido en hierro como son el aguacate, la patata, el tomate, las lentejas o el maíz. Como veis, el aguacate o el tomate son grandes alternativas, puesto que también cuentan con vitamina C. En el caso de las lentejas o las patatas, si las combinamos con tomate triturado o con pimiento, o si luego ponemos fruta de postre, como las fresas o una mandarina, tendremos la ingesta de hierro asegurada.

Estar informados, siempre lo primero, sea cual sea el método de alimentación complementaria.

Otro punto que me llamó la atención fue el hecho de que en los estudios donde se remarcan estas carencias en el BLW, al grupo de BLW no se les ofrecía información ni soporte, mientras que al grupo de BLISS si, bajo la premisa de que el primer método ya era conocido.

Lo que no sabemos es si en este grupo de BLW todos los progenitores conocían todas las pautas del BLW, o solo tenían un conocimiento aproximado. Esta práctica es común en estudios sobre nuevos métodos, pero a mí personalmente me crean un conflicto, puesto que no es seguro que el grupo que utiliza el método conocido, esté correctamente informado.

Vayamos a introducir la alimentación complementaria mediante BLW, BLISS o papillas, la primera pauta siempre debería ser la de informarse adecuadamente antes de empezar.

Para mi es el primer requisito del BLW, y asumir que porque es un método conocido o está de moda, la gente ya sabe todas las pautas, me parece un error muy grave.

Y hablando de estar informados, no sólo por si usamos el BLW, si no para estar preparados ante cualquier emergencia, deberíamos acudir a una charla o curso de primeros auxilios para saber cómo actuar si nuestro bebé se ahoga (que no atraganta) con un trozo de comida, o con una papilla.


Si te gusta lo que lees en este blog, puedes suscribirte a la derecha, y estaré encantada de leerte en los comentarios.

También te puede interesar:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: