Niña de 2 años viajando a contramarcha en un silla Axkid Minikid
Crianza Maternidad

Viajar a contramarcha es más seguro.

Por

En el post de hoy os vengo a hablar de porque viajar a contramarcha es más seguro, y porque deberías valorar seriamente invertir en un SRI a contramarcha.

La loca de la seguridad en el vehículo.

Dentro de la burbuja madresférica, tan sólo soy otra madre más. Ni siquiera la más exigente, puesto que mi hija ha viajado en algún trayecto corto con el abrigo puesto. Algo, que aprovecho para deciros que hay que evitar siempre.

Pero luego salgo de la burbuja al mundo real, el de todos los días, el de padres y abuelos llevando a hijos y nietos a colegios y escuelas infantiles… y parece que soy una neurótica.

A diario me explota la cabeza viendo a progenitores y cuidadores llevando a sus descendientes sueltos en el Sistema de Retención Infantil (SRI), sólo con el cinturón de adultos (niños de pocos años), en brazos o sueltos brincando en el coche. Sueno excesiva, pero no os miento cuando digo que se me revuelve el estómago cada vez, y mis amigos dan fe de ello. Mis audios con espumarajos por la boca son prueba de ello.

No pocas veces me han ofrecido llevarnos a casa en un día de lluvia (sin silla, ya no te digo a contramarcha, para la niña) y me han mirado con cara de exagerada por decir que yo no subo a mi hija a un coche sin SRI.

¿Porqué me importa tanto?

Bueno, lo primero, porque desde los 10 años viví con mi padre y su madrastra, ambos de origen nórdico. Allí se toman la seguridad vial muy en serio, y para la época en que mis compañeros iban saltando en el coche, mi padre no arrancaba el suyo si no estábamos todos con el cinturón puesto.

No se ir en el coche sin cinturón, y la seguridad en el vehículo es una prioridad para mi.

Y luego está el punto en el que no me gusta jugar con fuego, no me gusta el azar, y menos cuando lo que está sobre la mesa es la integridad física de mi persona, o peor aún, la de mi hija.

Entiendo que mucha gente vea las estadísticas de personas que viajan vs accidentes y les parezca que en la mayoría de ocasiones “no va a pasar nada”. Te lo compro. Dependiendo de donde vivas y/o los trayectos que realices, las probabilidades de tener un accidente son bajas.

Pero no son nulas.

Y con una cosa que vivo, y que me gustaría compartir con todos los que puedan no estar tan preocupados por este tema, es una frase que comparto con mi amiga Marta.

Si por lo que fuera pasara algo… ¿podrías vivir con la carga de que la vida o la salud de tu hijo dependía tan sólo de informarte un poco y gastar algo más de dinero? Yo no.

Usad un (insertar palabra malsonante) sistema de retención infantil. Preferiblemente, a contramarcha,

Si quiero que os quedéis con una cosa de este post, tan sólo una, es que siempre llevéis a vuestros hijos SIEMPRE en un SRI (sistema de retención infantil) homologado y adecuado a su peso, estatura y edad (madurativa). Ya si es a contramarcha o no, es secundario. Pero al menos que lo que os juguéis sea una lesión grave, y no la muerte.

La vida de vuestros hijos es importante, y da igual si buscáis la mejor alimentación para ellos, las mejores escuelas, la mejor ropa, el mejor trato, la mejor cuna, el mejor carro… si luego vais a poner su vida en riesgo cada día.

Silla a favor de la marcha para post a contramarcha es más seguro
Si tenéis que elegir entre no usar SRI o usar uno a favor de la marcha, es mejor esto que nada.

Viajar a contramarcha. ¿Cómo lo descubrimos?

Pues la segunda razón por la cual este tema es tan importante para mi, es porque me he informado. Al principio mal, como muchos. Yo me fiaba del ranking de sillitas de coche del RACE. Muy bonito todo, muy explicado, con sus semaforitos de seguridad… Hasta que descubres que es un ranking pagado por las marcas que, oh que casualidad, están mejor valoradas, y que solo mide datos de homologación y poco más.

Pero entonces llegué al Grupo de Apoyo a la Lactancia (que no me aburriré de decir que no solo sirve para acudir cuando tienes problemas de lactancia), entré en Madresfera, empecé a leer publicaciones especializadas… y me morí por dentro al descubrir lo penoso que era el sistema que utilizamos durante los primeros meses. Errores de novata.

Gracias a ellos, busqué información real, veraz y contrastada. Y para cuando ya había comprado nuestra Axkid Minikid, acudí a un taller sobre seguridad infantil en el vehículo, que os voy a resumir lo más brevemente posible.

Viajar a contramarcha es más seguro. (Fin de la cita)

Podría quedarme aquí, y dejarlo estar, pero voy a intentar comprimir lo máximo posible todo aquello que nos contaron en la charla y que cualquier asesor formado en seguridad infantil (y no en ventas de puericultura) os puede ampliar gustosamente en una tienda actualizada y formada.

Desde los años 60, muchos países nórdicos preocupados por siniestralidad en carretera, se han puesto las pilas realizando estudios independientes sobre seguridad en el vehículo.

Estos estudios han demostrado una y otra vez que viajar a contramarcha el máximo tiempo posible es lo recomendable para reducir al máximo las posibilidades de muerte o lesión en un accidente de tráfico.

Este tipo de SRI es un 500% más seguro en choques frontales, que aglutinan el 90% de los accidentes, pero es que siguen siendo más seguras en el resto de choques (si amigos, también en los choques por alcance y los frontoposteriores).

No solo importa evitar que se mueran en un accidente.

Muchos pensaréis que si van atados, que más da… Pues si da. Es posible que yendo atados, sea como sea, evitemos la muerte. Y puede que sea cierto en algunos casos… pero el riesgo de lesiones es 5 veces mayor en una silla de coche tradicional (no os hablo ya de ir sueltos en el coche, que juegas a muerte segura).

Los niños hasta los 4 años tienen una cabeza mucho mayor en proporción a su cuerpo, que la de un adulto. Igual que a nosotros nos basta con un cinturón diagonal para evitar grandes lesiones, el cuello de los niños no soporta las cargas cervicales que suponen un accidente de coche (aunque sea leve).

Al ir a contramarcha, las fuerzas que se producen en el cuello son muchísimo menores, y las lesiones en el cuello y las espalda se reducen drásticamente.

Bebé de 1 año viajando en un coche en un sistema de retención infantil a contramarcha es más seguro

Menos lesiones es igual a mayor seguridad.

Una cosa a tener en cuenta es que muchos vendedores os esgrimirán que las sillas que venden son todas homolagadas. Que hayan pasado la homologación, no significa que sean las más seguras. O que sean seguras. A secas.

Si comparamos lado a lado las lesiones que evitan las sillas, nos haremos una idea muy clara de porque las sillas a contramarcha son más seguras que las sillas a favor de la marcha o tradicionales.

A favor del marcha A contramarcha
Un 77% menos de lesiones
comparado con ir sin SRI
Un 96% menos de lesiones
comparado con ir sin SRI
40% de las lesiones son daños
graves
8% de las lesiones son daños graves
El cuello del niño soporta una
carga de 300 kg a 50 km/h
El cuello del niño soporta una
carga de 50 kg a 50km/h

A mayor seguridad vial, menos muertes en accidentes de tráfico.

Para que os hagáis una idea en números, la siniestralidad en España comparada con Suecia fue en el año 2015 un 23% mayor, que es un país con peores condiciones meteorológicas (mayor riesgo de accidentes), más coches y más desplazamientos en vehículo… Da que pensar.

En definitiva el riesgo de lesiones, la mayoría de ellas muy graves, es un 90% mayor en un sistema de retención infantil, ya no os digo si es un sistema con escudo frontal (que además aumenta el riesgo de lesión craneal y la posibilidad de una salida involuntaria del sistema).

A contramarcha, cuanto más tiempo mejor.

Si fuese posible, lo más seguro es que fuésemos hasta adultos a contramarcha, pero esto no es muy factible hoy en día.

La recomendación es alargar los viajes a contramarcha lo máximo posible, mínimo hasta los 4 años, idealmente más. Hoy en día existen en el mercado sillas a contramarcha que van hasta los 12 años, dependiendo del peso y la talla del niño.

Otro día, más adelante, os hablaré de los mitos alrededor de la contramarcha y las recomendaciones para elegir tu silla a contramarcha. Porque hoy en día hay muchas sillas que permiten la contramarcha, pero solo hasta un tiempo limitado muy corto, que desde luego no llega a los 4 años.

Familia feliz sentada en el maletero del coche para el post a contramarcha es más seguro

Por hoy, acabo aquí mi reflexión y os pido a todos que antes de subiros al coche, sea para un largo viaje o para ir “a la vuelta de la esquina” penséis en la importancia de viajar seguros.

Vuestros hijos/sobrinos/nietos, igual que vosotros, solo tenéis una vida y salvaguardarla es una prioridad que merece la pena el gasto y el esfuerzo.

También te puede interesar:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: